Torra aprieta a ERC para que exija al PSOE la autodeterminación "cuanto antes"

JxCAT rompe su tregua con ERC y anuncia que el viernes volverán a registrar la moción de la autodeterminación en el Parlamento.

Esmeralda Ruiz

Poco le ha durado la tregua a los del expresidente catalán, Carles Puigdemont, con sus socios de ERC. Ni 24 horas han pasado desde que en las siglas de JxCAT asegurasen que no iban a interceder en las negociaciones entre PSOE y ERC con el gesto nada inocente de retirar la moción para debatir la autodeterminación esta semana en la cámara catalana y la portavoz del grupo parlamentario en el Congreso, Laura Borràs, ha anunciado que este mismo viernes volverán a registrar la moción. Lo hacen como gesto de venganza por la "publicidad" que ERC ha dado al hecho de haber cedido varios senadores a JxCAT para que tenga grupo propio en la Cámara Alta.

La desconfianza entre los socios también se ha trasladado al Parlamento autonómico donde el presidente catalán, Quim Torra, ha vuelto a dar un paso al frente para dejar clara su posición respecto a las negociaciones. Torra considera que ERC está siendo demasiado flexible con el PSOE y este miércoles aprieta a sus socios de Gobierno en Cataluña para que no pierdan más tiempo. Poco le ha durado a JxCAT la tregua, porque en paralelo, la portavoz del grupo en el Congreso, Laura Borràs, también ha anunciado que el viernes volverán a registrar la moción en el Parlamento.

Ha sido en la sesión de control al Ejecutivo autonómico donde JxCAT y ERC han evidenciado la enorme diferencia de criterios entorno a cómo deben desarrollarse esas negociaciones para la investidura con los socialistas cada uno, con la vista puesta en su propia estrategia de precampaña de cara a un adelanto electoral en Cataluña. El líder de ERC en el Parlamento, Sergi Sabrià ha aprovechado su turno de interpelación al presidente catalán para defender la interlocución entre los equipos negociadores.

"Tenemos la oportunidad histórica de sentar al Estado en una mesa de negociación que seguramente no desea, pero a la que está obligado por el resultado electoral, hagámoslo posible, hagamos que se mueva", ha dicho Sabrià dejando claro que por el momento, no se dan las condiciones para virar del 'no' a la abstención pese a que confían en el éxito de las conversaciones y en la utilidad del diálogo con el PSOE.

Ha sido ahí cuando en un tono bronco, Torra ha recuperado su anuncio unilateral, hecho en el mes de octubre en el Parlamento, de volver a ejercer la autodeterminación en esta legislatura, para forzar a ERC a que acelere sus presiones y ponga cuanto antes sobre la mesa del PSOE un referéndum pactado en Cataluña. "Hemos de trabajar en el acuerdo nacional" suscrito en la Cámara por los grupos independentistas, ha insistido Torra, para seguir por el camino "de la autodeterminación y la amnistía".

Torra, ha aprovechado además, para insistir en que la salida a lo que insisten en llamar, conflicto catalán, pasa por una interlocución directa entre él mismo, como presidente autonómico, y el presidente del Gobierno central. A ERC no le han gustado estas imposiciones y menos cuando JxCAT ya había dejado claro que tomaría distancia en las conversaciones entre PSOE y ERC para "no dar excusas al PSOE para levantarse de la mesa", tal y como aseguraba ayer su portavoz, Eduard Pujol en el Parlamento.

"Todos estamos en el mismo punto, cada uno con sus matices, pero se trata de saber sumar y no de hacernos temblar los unos a los otros con movimientos cortoplacistas. Tenemos muy claro cuál tiene que ser el futuro de este país: amnistía y autodeterminación. Nosotros vamos a estar donde hemos estado siempre, sin renunciar nunca nada y dialogando, de institución institución, porque esto es hacer política, presidente ¿a que sí?", ha respondido Sabrià a Torra que al final de su intervención a intentando restar tensión asegurando que está convencido de que ERC sabrá hacer "honor" a lo pactado en el Parlamento.

A continuación