Junqueras suplica ahora a los CDR que no boicoteen un acto de ERC porque van sus hijos

El líder de ERC pide ahora a los violentos que no interrumpan el acto central de su partido de este sábado.

Esmeralda Ruiz

"No me gusta que se queme un contenedor, pero violencia es condenar a un siglo de cárcel a demócratas por poner urnas", fue la última frase que pronunció el líder de ERC, Oriol Junqueras, sobre los actos de violencia callejera provocados por los CDR en toda Cataluña. Lo hizo en una entrevista en eldiario.es donde además añadía que en esas protestas de los radicales se habían producido excesos policiales.

Tres días después, el dirigente separatista condenado por el Tribunal Supremo a 13 años de prisión por un delito de sedición ha escrito una carta a los CDR en la que, según adelanta Nación Digital, suplica a los CDR que no boicoteen el acto que ERC tiene previsto celebrar este sábado en la explanada del Centro Penitenciario de Lledoners porque asistirán sus hijos, que son menores, su mujer y otros miembros de su familia. El de este sábado, es el acto central del partido de Junqueras coincidiendo con los dos años de su encarcelamiento. "Volveremos más fuertes", es el lema de ERC y para ese día, los CDR han convocado protestas junto a la prisión catalana.

El objetivo de los violentos es presionar a los dos socios de Gobierno en Cataluña, a JxCAT y a ERC, para que destituyan al consejero de Interior, Miquel Buch, por su gestión al frente de la policía catalana. Un día antes, este viernes, las protestas serán en el acto que celebrarán los del fugado, Carles Puigdemont, en Barcelona. En la misiva a los violentos, Junqueras explica que ese mismo día será el cumpleaños de su hijo y que "le hace mucha ilusión repetir el acto del año pasado en el que él y su hermana, sintieron mi voz a través de los muros".

Junqueras se esfuerza ahora por impedir que los CDR repitan las imágenes de violencia que la semana pasada protagonizaron en varios puntos de toda Cataluña para proteger a su familia tan solo una semana después de que el cabeza de cartel de su partido para las elecciones generales por Barcelona, Gabriel Rufián, fuese increpado al grito de botifler en un acto de los radicales frente al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

A continuación