La CUP dice que sus diputados irán al Congreso "a hackear" y a hacer que "el conflicto resuene"

Las encuestas coinciden en que el partido separatista antisistema entrará en el Congreso y tiene muy claro para qué servirán sus diputados.

Libertad Digital

La cabeza de lista de la CUP a las elecciones generales del 10 de noviembre, Mireia Vehí, ha asegurado este martes que no se presentan a las elecciones para luego ser en el Congreso unos buenos diputados, en sus palabras, y ha advertido: "Vamos a hackear".

"Vamos a hackear, que el conflicto resuene. Queremos impedir que cierren por arriba lo que se ha abierto por abajo", ha aseverado la candidata cupaire en una entrevista en Catalunya Ràdio recogida por Europa Press.

Las CUP no son como JxCat y ERC

Preguntada por la posición que la CUP anunció de solo asistir a algunos plenos del Congreso en el caso de tener diputados, Vehí ha respondido: "Si al Parlament lo llamamos matrix, el Congreso es Marte". Además, ha expresado que la diferencia entre votar a la CUP y no a otros independentistas: "JxCat tiene discurso de ruptura y luego pacta con el PSC en la Diputación de Barcelona", ha dicho.

"Si ERC se mantiene en la crítica frontal al PSOE, y JxCat también, nos podremos entender en el caso de que en el otro lado no estén dispuestos a hablar de autodeterminación, derechos y amnistía", ha matizado la candidata.

"Lo peor" sería "la desmovilización"

Preguntada sobre qué piensan de los disturbios violentos de los últimos días en Barcelona y otros puntos de Cataluña ha dicho que "lo peor que podría pasar" es que la CUP "llamara a la desmovilización.

"El ejercicio del derecho de la autodeterminación vendrá por desbordamiento del Estado o porque la comunidad internacional fuerce un referéndum, y por tanto, la gente en la calle es imprescindible", ha valorado sumándose a la opinión expresada esta misma semana por la presidenta de la ANC.

"No tienen futuro económico ni climático"

Para Vehí, muchos de los radicales que han participado en los disturbios lo han hecho no solo para reclamar la independencia, sino que "se quejan porque no tienen futuro económico, laboral, ni climático desde la perspectiva de la vida digna" y "si no tienen futuro, la única expresión que les queda es la de la rabia".

A continuación