Más País podría tener 19 escaños y sumar mayoría absoluta con PSOE y Podemos, ante el descalabro de Cs

El partido de Errejón irrumpiría en el Congreso con fuerza y, sorprendentemente, sin aparentemente perjudicar mucho ni al PSOE ni a Unidas Podemos.

Libertad Digital

El PSOE ganaría las elecciones del 10-N según la encuesta de Sondaxe que publica La Voz de Galicia, aunque se dejaría dos puntos y medio y cuatro escaños respecto a su resultado en abril, ya que los socialistas se quedan en un 26,1% y 119 diputados.

La caída del PSOE contrasta con la fuerte resistencia de Unidas Podemos, que perdería dos puntos pero sólo un diputado, quedándose en 41. El gran beneficiado en este bloque de izquierdas sería Más País, que junto sus aliados en Compromís llegaría al 6% y tendría 19 diputados. Con estos resultados el bloque de tres partidos de izquierda tendría 179 escaños, es decir, una holgada mayoría absoluta.

Del otro lado el único partido del bloque de centro derecha que mejora es el PP: los populares ganan dos puntos y medio para pasar del 16,6% al 19,1%, y se harían con 87 diputados, 21 más de los que consiguió el 28-A.

Lo más llamativo del sondeo, en cualquier caso, es el desplome de Ciudadanos: los de Rivera se dejan más de cinco puntos pasando del 15,9% al 10,3%, lo que supondría perder nada más y nada menos que 30 de los 57 diputados que tuvieron en abril.

Por último, Vox se mantiene con un resultado más que razonable: retiene a la mayor parte de su electorado –de hecho, es el partido que más fidelidad de voto tiene– y se queda con un 9,1% en lugar del 10,2% que tuvo el 28-A, lo que le supondría tener 21 escaños, sólo tres menos de los 24 que logró en las anteriores elecciones.

La encuesta, que ha contado con 1.000 entrevistas, realizó su trabajo de campo entre el 23 y el 26 de septiembre, es decir, justo después de que se conociese la intención de Más País de presentarse a las elecciones.

Vox y PP, los más fieles; Cs, el menos

Los votantes de Vox y PP son los que más fieles se mantienen a su partido: Abascal logra que un 76,4% de los que se decidieron por él en abril vuelva a hacerlo, mientras que Casado retiene al 72,3% de sus electores.

La cifra cae al 62,6% en el caso del PSOE y todavía un poco más en el de Unidas Podemos: al 60,8%, pero el que sufre un descalabro en este aspecto es también Ciudadanos: sólo el 45,5% de los que votaron a Rivera en abril se muestras dispuestos a hacerlo de nuevo.

Los trasvases de voto que dibuja la encuesta son interesantes: un 13,4% de los votantes de Ciudadanos se van al PP, un 3,4% al PSOE y un 5,4 a Más País. El partido de Errejón, sin embargo, se nutre sobre todo del exvotantes de Unidas Podemos -un 21,5% se pasan al nuevo partido- y también del PSOE, nada más que el 9,9%, lo que significa que en números absolutos la diferencia sería escasa.

Otro trasvase interesante es el de los votantes de Vox que ahora se decidirían por el PP: un 11,1%, siempre según los datos de una encuesta cuya muestra es, quizás, algo escasa para que estas cifras sean otra cosa que indicativos a tener en cuenta.

A continuación