El Supremo evita la foto del preso Jordi Sánchez en la Zarzuela

El TS argumenta que el dirigente independentista es "perfectamente sustituible" y JxCAT designa a Laura Borràs.

Esmeralda Ruiz

El preso Jordi Sánchez no será el interlocutor de JxCAT con el Rey en el Palacio de la Zarzuela. El Tribunal Supremo ha evitado una imagen muy buscada en el independentismo: la de Felipe VI despachando con el diputado procesado, suspendido y en prisión preventiva, Jordi Sánchez en pleno juicio por el golpe en Cataluña y después de que ERC haya optado por volver a plantar al monarca en la ronda de contactos de cara la investidura.

La Sala que está juzgando a la cúpula separatista, ha denegado este lunes el permiso solicitado por el preso, Jordi Sánchez, para poder acudir a Zarzuela alegando que no se dan las circunstancias para acordar su salida de Soto del Real. En su auto, el Supremo destaca que su caso "no encaja en lo que recoge el artículo 47.1 de la Ley Orgánica General Penitenciaria" en la que se especifica que los permisos extraordinarios deben ir ligados a un acontecimiento que afecte a un familiar de los internos.

Sobre el extremo de que este veto para participar en la ronda de contactos pueda afectar a su derecho a la participación, el alto tribunal deja claro que el preso Jordi Sánchez es "perfectamente sustituible" por cualquier otro miembro de su candidatura. "Y lo que es más importante, la negativa que ahora resolvemos implica una limitación que es inherente a la medida cautelar que le afecta", concluyen los magistrados.

Tras conocer la decisión del Supremo, el propio Sánchez se ha burlado del auto del tribunal a través de un montaje que ha difundido en las redes sociales simulando cómo habría sido su encuentro con el monarca en el Palacio de la Zarzuela. "Dan una excusa, la realidad es que les da miedo esta foto", ha escrito junto al montaje.

ERC y los proetarras de Bildu no participarán en la ronda de contactos pero en el grupo del fugado, Carles Puigdemont, han decido designar a un nuevo sustituto para participar en las conversaciones con Felipe VI. Será Laura Borràs, la diputada de JxCAT en Madrid y portavoz del grupo en el Congreso quien acuda a la ronda de contactos. "Yo misma iré a ver al Rey para recordarle de viva voz que en este reino de España tan bonito que le está quedando hay presos políticos", ha dicho a los periodistas en los pasillos del Parlamento catalán.

A continuación