Cambio de papeles: el separatismo suplica ahora a PSC y Podemos para salvar sus cuentas autonómicas

El PSC se venga y le aconseja que siga el ejemplo de Sánchez.

Esmeralda Ruiz

Que el bloqueo a los Presupuestos Generales del Estado le iba a costar caro ya lo podía intuir el presidente catalán Quim Torra, y la consecuencia más inmediata es que ahora es el separatismo quien, en plena agonía, suplica a los socialistas de Miquel Iceta y a la marca de Podemos que cambien de decisión y no dejen caer su legislatura. Que faciliten la tramitación de sus cuentas públicas cuyo diseño les ha llevado meses y que ha sido secreto hasta última hora de este lunes. Presupuestos que contemplan la subida de sueldo en un 5,08% del propio Torra y sus consejeros así como una partida para garantizar de por vida los gastos de los expresidentes, incluido el fugado Puigdemont.

Las opciones de sacar adelante estas cuentas son nulas, Torra es plenamente consciente pero no quiere quedar como el último responsable de este fracaso. Por eso, en una decisión inédita, este miércoles llevará a la cámara autonómica el anteproyecto de presupuestos que no han sido aprobados por el consejo ejecutivo, para responsabilizar de su incapacidad para cuadrar los números a los comunes y al PSC. Eso sí, las cuentas públicas no podrán someterse a votación, será un gesto puramente estético.

Mientras el grupo de los comunes –en plena fase de descomposición– han vuelto a insistir en que la posibilidad de alcanzar un acuerdo con el Ejecutivo separatista está a años luz, en el PSC y en señal de venganza por empujar al Gobierno de Pedro Sánchez a un adelanto electoral, invitan a Torra a que siga su ejemplo y disuelva la cámara. "El presidente no está a la altura, no gobierna y los Presupuestos están solo en su imaginario", ha lamentado la diputada Alicia Romero que se ha quejado de que el responsable de diseñar estas cuentas, el vicepresidente catalán, Pere Aragonès, no les haya pasado una copia de estas cuentas para poder estudiarlas antes de llevarlas a pleno.

El detalle de los presupuestos autonómicos se perfilará este miércoles en el Parlamento aunque el texto está colgado en la página web de la Generalidad desde el lunes. Según el documento, los diferentes departamentos dispondrán de unos 1.665 millones de euros extra para gastar durante el próximo ejercicio sin especificar partida alguna destinada al proyecto separatista. Aragonès ha destacado además que se cumplirá con el objetivo de déficit marcado pese a que sea "injusto", porque lo fija el Estado de manera "unilateral", ha dicho.

Sin el apoyo del PSC o los comunes, es imposible que estos presupuestos puedan salir adelante tras el rechazo de la CUP. De los 66 votos que sumaban hasta ahora, los independentistas pasan a 61 escaños actualmente tras la negativa de los diputados presos y fugados de JxCAT a designar un sustituto en la cámara y la imposibilidad de que pueda delegar voto el también fugado Toni Comín.

A continuación