Casado aspira a un "pacto global" con Cs antes del 27D, al que después se una VOX

Casado pide "tiempo y discreción" y espera tener un pacto antes del 27 de diciembre. Su prioridad es Cs y, ya después, hablará con VOX.

P. Montesinos

Pablo Casado buscará un acuerdo global con Ciudadanos, que incluya la Mesa del Parlamento andaluz y la investidura de Juan Manuel Moreno. Y todo tendría que estar resuelto antes del próximo 27 de diciembre. Un "pacto de 47 escaños" al que después se sumaría VOX, formación imprescindible en los números del PP. "Tiempo y discreción", defendió el líder de la oposición en los tradicionales corrillos del Congreso por el aniversario de la Constitución. El objetivo, subrayó, acabar con "el régimen" socialista.

Así, Casado quiso dejar bien claro que su prioridad ahora es que Ciudadanos renuncie a la presidencia de Juan Marín. Para ello, se han abierto ya dos canales de comunicación. El de Teodoro García Egea con su homólogo en el partido naranja, José Manuel Villegas, con el que ya despachó el miércoles. Y el de Moreno y su equipo con Marín. En caso de crisis, el propio presidente del PP descolgará el teléfono para hablar con Albert Rivera, con quien tiene "una buena relación".

En la charla informal con los periodistas, Casado no descartó ofrecer a Ciudadanos la presidencia de la Cámara autonómica a cambio de que acepte a Moreno como jefe del Ejecutivo regional. Y, a partir de ahí, se podrá hablar de todo. Un acuerdo "de investidura, de legislatura o de Gobierno", tal y como explicó el presidente de los populares.

Según el relato de Casado, VOX no entraría en escena hasta lograr ese "acuerdo de los 47 escaños". Y, de conseguirse, deslizó que Santiago Abascal tendría muy difícil bloquear el cambio político. En todo caso, dijo, se abriría una negociación, aunque partiendo de la base de que "no pedirán consejerías", como el propio Abascal explicó tras el Comité Ejecutivo de su formación. "VOX es más Trump que Le Pen", dijo Casado sin cámaras delante, aunque añadió que la sintonía con Abascal también es buena.

Además, dio a entender que Moreno no cerrará Canal Sur, aunque sí se trabajará para que sea más eficiente, según añadieron desde la dirección andaluza. El PP tampoco entrará a hablar sobre la supresión de las autonomías, aunque sí hay coincidencias con VOX sobre la necesidad de que el Estado recupere competencias en materia de Sanidad o Educación. "La red clientelar fuera", llegó a decir Casado, sobre los cambios necesarios en la Junta.

Pacto con Cs a nivel nacional

En clave nacional, Casado desveló que ha propuesto a Rivera en privado "optimizar el espacio electoral", de tal modo que Cs busque crecer por el centroizquierda y aprovechar el "nicho de mercado" y el "campo tremendo" que tiene en ese espacio, con el PSOE en crisis. Y si el PP crece por el centroderecha, su opinión es que entre los dos partidos podrían gobernar con mayoría absoluta "en un año o en seis meses". "Hay que ser generoso y no invadir uno el electorado de otro", sugirió rodeado de periodistas.

De lo que no dijo nada fue de los candidatos del PP para Madrid y Valencia. "Tengo claro el perfil pero no están elegidos los nombres", fue lo más que avanzó. A su lado en los actos, un día más, Adolfo Suárez Illana, en las quinielas como cabeza de cartel al ayuntamiento de la capital. Casado confirmó que Javier Fernández-Lasquetty será su nuevo jefe de gabinete, tal y como informó en exclusiva este diario.

A continuación