Play

Adolescentes se ríen del 'piloto' Errejón: "No le pongáis en la Patrulla Águila"

El político español visitó la Madrid Games Week, epicentro este fin de semana del mundo de los videojuegos.

David Vinuesa

El mundo de los videojuegos tiene esta semana su punto neurálgico en la capital de España. Madrid Games Week tiene lugar desde el 18 al 21 de octubre en la Feria de Madrid, IFEMA, y hasta allí se tiene previsto que se desplacen en torno a 100.000 visitantes.

Todo dio comienzo este jueves con la aparición de varios rostros públicos como el futbolista del Real Madrid, Lucas Vázquez, o el exjugador portugués Luis Figo. Pero no sólo personajes del ámbito deportivo se han dado cita en IFEMA, también lo hacen miembros del panorama político español como Íñigo Errejón, candidato por Podemos a la presidencia de la Comunidad de Madrid en 2019.

Durante su visita, que tuvo lugar bien entrada la tarde, Errejón pudo recorrer las dos naves de la MGW y tuvo la oportunidad de probar uno de los simuladores que estaban a disposición de los visitantes. En el mismo, Íñigo se puso el disfraz de piloto para subirse a uno de los cazas que se recrean en dicho simulador.

Sin demasiada suerte en sus maniobras virtuales, Errejón estrelló en varias ocasiones la aeronave, hecho que llamó la atención de algunos de los jóvenes que recorrían los alrededores del stand en el que se encontraba. Libertad Digital fue testigo de una de las anécdotas que sucedió en ese momento y que tuvo como protagonistas a varios adolescentes de unos 15 o 16 años. Al ver cómo, una y otra vez, el caza del político español acababa por los suelos, uno de ellos empezó a decir con un tono de voz elevado varios comentarios irónicos: "¡Claro, si le dais un caza con la bandera de España...! No le pongáis en la Patrulla Águila que no le gusta!". Todo ello mientras celebraban cada uno de los fallos que tenía el improvisado piloto al grito de "¡ahí está!".

Las bromas del adolescente no obtuvieron ningún tipo de respuesta por parte del entorno o del propio Errejón salvo alguna que otra mirada velada de desaprobación mientras que otros testigos de la situación esbozaron alguna sonrisa de complicidad. Pocos minutos después del ponerse el casco de piloto, el candidato de Podemos siguió su visita por la Madrid Games Week levantando una gran expectación a su paso.

A continuación