Pastor sí consultó a Sánchez su invitación a Torra pero no a Casado

La presidenta del Congreso dice que habló con Casado "antes, durante y después" de una invitación que el presidente Sánchez hace suya.

Ketty Garat

El Gobierno sí conocía con anterioridad la invitación de la presidenta, Ana Pastor, al presidente catalán, Quim Torra, para que compareciese en el Congreso. Fuentes de máxima solvencia así lo aseguraron a Libertad Digital tras calificar de "razonable" la propuesta porque va en la línea de "lo que siempre ha pedido el Gobierno. No he escuchado ninguna crítica". Otras fuentes gubernamentales fueron aún más allá al aventurar que incluso "se consensuó" la oferta y que "no tendría sentido" que algo así surgiera de una presidenta que hace un año negó a Carles Puigdemont esa comparecencia y la relegó al Senado en calidad de cámara territorial.

Unas informaciones que cuadran con lo sucedido este jueves en el Congreso. Al término de la presentación de los Actos Conmemorativos del 40 Aniversario de la Constitución, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se acercó a la portavoz del PP, Dolors Montserrat, y al secretario general del grupo popular en el Congreso, José Antonio Bermúdez de caSTRO, para concretar la oferta del Gobierno a Torra: que comparezca en la comisión territorial creada a propuesta del PSOE, tal y como avanzó a este diario el miércoles la portavoz del PSOE, Adriana Lastra.

La oferta no tuvo buena acogida en el PP, que tras el lío interno aseguró que Torra tendría que ser tratado como Ibarretxe. Esto es, en su opinión, el foro adecuado no sería la comisión territorial del Congreso sino un pleno y con votación, como expuso Pablo Casado en declaraciones a los periodistas en los pasillos del Congreso. "No podemos olvidar que Torra está en un proceso de ruptura", destacó Bermúdez de Castro, que precisó que no le consta "una invitación formal" al presidente autonómico.

Pastor: ni recula ni concreta

Antes de que Casado diera un golpe en la mesa, y tras hablar con él, la presidenta Pastor tuvo que salir al paso de las informaciones publicadas en los medios sobre una invitación que supuestamente hizo motu proprio. A la entrada del grupo parlamentario popular en el Congreso, la presidenta buscó a los medios para hacer una aclaración: "Con el señor Casado que es el presidente de mi partido, hablo permanentemente ¡cómo no! Hablé antes, durante y después de mis declaraciones".

El entorno de Pastor ya desmintió a este periódico en al noche del miércoles que estuviera pensando en el formato de un pleno sin votación para dar cobijo a la comparecencia de Torra, y esto es lo que vino a decir este jueves la presidenta. Si bien, no reculó en su ofrecimiento: "Esta casa está abierta siempre al diálogo y a las propuestas que hagan los presidentes de la comunidades autónomas y el presidente Torra. Y todo ello siempre en el marco de la ley y del reglamento del Congreso. Nada más". Porque, añadió, "ésta es la casa de todos los españoles", también de los presidentes autonómicos.

Aunque Pastor intentó restar importancia a la invitación a Torra porque "es lo que siempre se ha solicitado desde el partido: que venga a explicarse el president al Congreso", las fuentes consultadas aseguraron que Casado desconocía el ofrecimiento con anterioridad al anuncio de Pastor. Algo que generó cierto malestar en la dirección nacional de la formación y los reproches de algunos diputados por el "ego desmedido" de la presidenta.

A continuación