La Audiencia Provincial también rechaza la excarcelación de Zaplana pese a que los médicos hablan de "riesgo vital"

Los abogados del exministro reiteran su petición después de que la magistrada haya rechazado en tres ocasiones cambiar su régimen penitenciario.

Libertad Digital

La Audiencia Provincial de Valencia ha rechazado este martes el recurso de la defensa de Eduardo Zaplana, que solicitaba la puesta en libertad o el arresto domiciliario del exministro, en prisión provisional desde el pasado mes de mayo pese a que padece una gravísima enfermedad.

Los abogados de Zaplana aseguran que la Audiencia está ignorando la gravedad de los informes médicos y el hecho de que el propio oncólogo que atiende al exministro, un destacado especialista de Houston y el equipo forense judicial hayan coincidido en que existe riesgo de empeoramiento irreversible de la salud.

La Audiencia Provincial de Valencia también hace caso omiso al recurso planteado por los defensores para que se escuche a los forenses que emitieron el primer informe médico.

Tras este primer informe la defensa de Zaplana ha presentado otras peticiones de excarcelación que iban en cada caso acompañadas de nuevos informes médicos como el del doctor García-Manero, que desde Houston hace un seguimiento de la analítica y evolución del paciente, o el remitido por su médico que lo trata en La Fe.

El abogado de Eduardo Zaplana había acudido a este órgano solicitando amparo tras las cuatro negativas del Juzgado de Instrucción, y atendiendo al grave riesgo para la vida del paciente, ya que se trata de "una cuestión puramente humanitaria".

La última petición denegada se realizó en el mes de agosto tras conocer el tercer informe médico que alertaba del "deterioro acusado del estado general" del paciente, y que señalaba que "la probabilidad de presentar una infección grave con riesgo vital en los próximos tres meses es cercana al 100%".

Posibilidad de riesgo vital cercana al 100%

Los informes médicos son coincidentes en sus apreciaciones generales y, además, muestran como a cada nuevo informe la preocupación del autor es mayor. En el último de ellos, realizado por el mismo facultativo que realizó un trasplante de médula a Zaplana en 2015, se certificaba que tras diez semanas en prisión la salud del exministro presentaba un serio deterioro y que "la probabilidad de presentar una infección grave con riesgo vital en los próximos 3 meses es cercana al 100%". El doctor añade que "un retraso de horas en su diagnóstico y tratamiento adecuado comprometería seriamente su vida".

El informe recoge que hay carencias médicas en el centro penitenciario que pueden comprometer tanto el tratamiento de esa infección como la correcta aplicación de los tratamientos médicos: "No podemos asegurar que los cambios continuos de tratamiento que se realizan en todas las visitas a este centro se actualicen de forma inmediata en el centro penitenciario. Al parecer las actualizaciones de tratamiento no se efectúan de forma inmediata debido a las carencias de personal facultativo del centro".

A continuación