La CUP también juega con el títere de Puigdemont y amenaza con tumbarlo

Los antisistema han convocado una asamblea este domingo para decidir, otra vez, el sentido de voto que podría impedir la presidencia de Torra.

Esmeralda Ruiz

No hay intento de sesión de investidura en Cataluña sin que la CUP acabe convirtiéndose en protagonista, por encima del candidato e independientemente también de su número de diputados. Lo hizo con el expresidente Artur Mas a quien consiguió tumbar por aquel entonces con 10 diputados en su bancada y también lo consiguió, con sus 4 escaños actuales, con el llamado Plan C de Carles Puigdemont, el ahora preso Jordi Turull. El anuncio de la CUP de celebrar con carácter urgente un Consejo Político este mismo domingo llama la atención porque hasta hace tan solo dos días, el grupo de los radicales había dejado claro el sentido de su voto sin importarle el nombre del candidato que finalmente designase Puigdemont desde Berlín.

Sin embargo, esta mañana volvían a las amenazas: "Tenemos mecanismos internos para debatir si se ha de cambiar o no el sentido del voto sobre la investidura de Quim Torra" ha dicho el diputado Vidal Aragonés en Cataluña Radio y después tres asambleas territoriales forzaban a la dirección a convocar este cónclave de urgencia. Quim Torra es próximo a la CUP, y no hay duda de su marcado perfil radical e independentista pero los antisistema van a estar muy pendientes a su discurso de este sábado, en la primera sesión de investidura convocada a las 12:00h, para someter a examen su verdadero compromiso con la desobediencia. De optar Torra, como todo apunta a que hará, por un discurso de investidura ambiguo para evitar polémicas, la CUP tiene la oportunidad de cambiar su sentido de voto antes de la segunda sesión de investidura que será el lunes.

¿Qué pasaría si la CUP decide votar en contra? Que Quim Torra no logrará sacar los votos suficientes en segunda vuelta. Ahora mismo cuenta con 66 votos a favor de la bancada de JxCat y ERC –gracias a que el presidente del Gobierno no ha querido recurrir el voto delegado de Puigdemont y Toni Comín– , 65 en contra de la bancada constitucionalista incluyendo a los comunes y 4 abstenciones de los radicales. De unirse la CUP al bloque de los noes, la candidatura de Torra quedaría tumbada automáticamente con 69 votos en contra.

A continuación