Rajoy, frustrado por el pleno sobre Gürtel: "Nadie lo entiende con las cosas que están pasando"

Pleno extraordinario sobre la trama Gürtel en el Congreso. Rajoy pasará al ataque ante la previsión de un debate a cara de perro.

P. Montesinos

Mariano Rajoy afronta con frustración que este miércoles tenga que volver a dar explicaciones por la presunta corrupción de su partido. Tras la cumbre con los grandes de la Unión Europea en París, donde se abordaron temas tan importantes como el terrorismo y la inmigración, y con la mente puesta en el pulso separatista en Cataluña, el presidente entrará de nuevo en el Congreso con la obligación de responder sobre el caso Gürtel, tras declarar como testigo en la Audiencia Nacional antes de las vacaciones de verano. "Nadie entiende este debate con las cosas que están pasando en España", trasladaron, con bastante enfado, sus principales asesores.

Para el Gobierno, el pleno nunca se debió convocar, pero los números hoy son desfavorables para el PP, que únicamente encontró la comprensión de Ciudadanos. "Es absurdo, reiterativo y extemporáneo", según fuentes del entorno del presidente. Nada distinto dirá Rajoy de lo ya expresado ante la Justicia, explicaron. "Viviremos un nuevo espectáculo". Todo obedece, subrayaron al más alto nivel, al intento de "echar al PP de las instituciones" a cualquier precio. "Ya lo confesó Pablo Iglesias en la diputación permanente", afirmaron al unísono tanto en Génova como en Moncloa.

Evidentemente, Rajoy utilizó la jornada de este martes para preparar el pleno, y no dudará en pasar al ataque en previsión de un debate a cara de perro. "Tanto el PSOE como Podemos tienen mucho de lo que avergonzarse". Si bien, el mensaje principal que se quiso transmitir tanto en Moncloa como en Génova es que el Congreso vivirá al margen de la realidad con un pleno "sobre hechos de hace 20 años, ante los que Rajoy no tiene nada que ver y ya ha dado 100 veces explicaciones". "Es un debate muy alejado de los problemas y las preocupaciones de los españoles en estos precisos momentos", se reiteró una vez más desde el entorno del jefe del Ejecutivo.

Un argumento, el de que hay asunto más importantes ante los que estar atentos, que también será utilizado por Rajoy en su intervención, más aún cuando "el caso está judicializado y las personas implicadas ya no están en el PP", según Génova. "No hay ninguna responsabilidad que asumir por parte de Rajoy porque no tuvo nada que ver", remató José Antonio Bermúdez de Castro, secretario general del grupo popular en la Cámara.

A continuación