La Guardia Civil investiga al director de Comunicación de la Generalidad por el 1-O

Desfile de cargos en las dependencias de la Benemérita en Barcelona: los agentes inquieren detalles sobre la web del Pacte Nacional pel Referèndum.

Pablo Planas (Barcelona)

El exdirigente socialista Joan Ignasi Elena, excoordinador del Pacte Nacional pel Referéndum y el director general de Comunicación de la Generalidad, Jaume Clotet, han prestado declaración en las dependencias de la Guardia Civil en Barcelona. Se les pide información sobre la constitución de la web del Pacte, una iniciativa "mixta" de partidos, sindicatos, entidades sociales y personalidades relevantes de la denominada sociedad civil.

A media declaración de Clotet, los agentes han interrumpido el interrogatorio, al considerar que sus respuestas le podían incriminar, por lo que le han comunicado que pasaba a tener la condición de imputado en la investigación policial, a expensas de que el juez acabe validando su imputación en la causa judicial.

En cuanto a Elena, ha declarado como testigo y al salir, ha denunciado que el Gobierno utiliza los "instrumentos del Estado" para "perseguir y destruir" la disidencia política.

El secretario de Presidencia del Gobierno catalán, Joaquim Nin, que desde el miércoles ostenta la condición de investigado por sedición, fue la persona que autorizó la contratación del dominio. La página permanece abierta y recoge firmas a favor del referéndum que deben ir acompañadas de datos como el correo electrónico y el distrito de residencia. A pesar de haber sido gestionada por la Generalidad, no consta su logotipo o aviso de patrocinio sino que se presenta como una iniciativa "cívica".

La Guardia Civil actúa como policía judicial en una causa abierta en el juzgado de instrucción número 13 de Barcelona a raíz de que el exjuez y exsenador de ERC Santi Vidal dijera en un acto de la Assemblea Nacional de Catalunya (ANC) que la Generalidad había obtenido los datos fiscales de todos los catalanes de manera ilegal.

Denunciarán a la Benemérita

En las últimas dos semanas han declarado ante la Guardia Civil media docena de altos cargos que han contado con la asistencia de los servicios jurídicos de la Generalidad. La respuesta del consejero de Presidencia y portavoz del ejecutivo autonómico, Jordi Turull, ante la ronda de interrogatorios ha sido el anuncio de una denuncia contra la Guardia Civil que se podría extender también al juez. Turull no concretó cuándo ni contra quién se presentará la denuncia por una supuesta "vulneración de derechos fundamentales".

A continuación