Rajoy, conmocionado: "Realmente se hace muy duro esto"

Desvela que despachó telefónicamente con Barberá coincidiendo con su declaración ante el TS. "No podía creerse la noticia". 

P. M.

Conmoción en el Partido Popular, pese a su distanciamiento total con Rita Barberá desde que el Tribunal Supremo moviera ficha. Mariano Rajoy se mostró desolado en los pasillos del Congreso, tras participar en la sesión de control. "Estoy enormemente afectado", declaró, tras poner en valor que la senadora dedicó "su vida por Valencia". "Realmente se hace muy duro esto", dijo conteniendo las lágrimas.

El presidente desveló que había mantenido una conversación con ella hace poco, coincidiendo con su declaración ante el Tribunal Supremo, el pasado lunes. Según fuentes de su entorno, "no podía creerse la noticia" que "ha causado un enorme dolor" en el partido. María Dolores de Cospedal, que en lo personal siempre apoyó a la exalcaldesa aunque le pidió que se diera de baja en el partido, mostró su pesar y se trasladó después al Hotel Villa Real.

Además del dolor por el fallecimiento, desde el PP se lamentó "el linchamiento" que sufrió Barberá "mediática y políticamente", en palabras de Rafael Hernando. "Se traspasaron todas las fronteras", se quejó el portavoz del Grupo. "No quiero hacer responsable a nadie, pero creo que es bueno que todos hagamos una profunda reflexión sobre todo y, especialmente, sobre las exageraciones a las que llevamos a veces las acusaciones políticas", argumentó, obviando que desde el PP se dejó a Barberá completamente sola.

Críticas a Podemos

En este sentido, Hernando reprobó la actitud de Podemos de ausentarse del minuto de silencio que ha guardado el pleno del Congreso por Barberá, gesto que contrastó con el hecho de que representantes de otros partidos que también la criticaron, como los de ERC o Compromís, permanecieran en el hemiciclo. "Pensé que esta gente era de otro tipo, pero me han confirmado que no, han confirmado mis peores temores, y lo que pido al señor Pablo Iglesias es que haga una profunda reflexión sobre lo que ha hecho esta mañana, sobre el significado de su gesto y sobre el cainismo que algunos practican en la vida normal y en la política", afirmó, según recoge EFE.

"En la política, y en la vida en general, hay que saber diferenciar la firmeza de la dureza y la dureza de la crueldad", se sumó Soraya Sáenz de Santamaría, también en referencia a Podemos. "En los últimos días ha habido declaraciones de gente que ha llegado a decir que no venía a actos de esta casa porque le daba asco coincidir con ella", lamentó Rafael Catalá, que fue uno de los pocos del PP que siempre la defendió. "Ha sufrido una cacería totalmente injustificada", en palabras de Jesús Posada.

A continuación