Catalunya Ràdio insta a desobedecer a los jueces

"¿Creéis que cuando el juez te cita se debe ir a declarar siempre, sea por lo que sea?" pregunta a su audiencia la radio pública catalana.

Pablo Planas (Barcelona)

El programa Catalunya vespre de la radio pública catalana lo ha vuelto a hacer. Si hace tan sólo unos días lanzaba en Twitter una encuesta en la que se planteaba la posibilidad de "impedir físicamente" que se juzgara a Artur Mas, Joana Ortega e Irene Rigau por el referéndum del 9-N de 2014, desde anoche la red social alberga otra pregunta de la que se infiere un llamamiento a la desobediencia a los jueces.

El sondeo se plantea así: "¿Creéis que cuando el juez te cita se debe ir a declarar siempre, sea por lo que sea?". Alude a la detención este viernes de la alcaldesa de Berga, Montserrat Venturós (CUP) ordenada a los Mossos por el titular del juzgado número 1 de la población barcelonesa.

Venturós, investigada por delito electoral al colgar la estelada del balcón consistorial en las jornadas electorales, se había negado a acudir al juzgado en dos ocasiones, lo que motivó la conducción de la edil a dependencias judiciales por parte de dos agentes de los Mossos de paisano. La alcaldesa declaró y salió del juzgado, en cuyas puertas le esperaban los líderes habituales de las organizaciones separatistas, compañeros de partidos y representantes de ERC y CDC.

Si la pregunta "¿estáis dispuestos a impedir físicamente que se juzgue a Mas?" se atribuyó a un error de redacción y a la mala interpretación del público en general, en esta ocasión la emisora no se ha pronunciado. La mayoría de los comentarios de los tuiteros critican a la radio. Uno de ellos afirma: "¿De verdad preguntáis esto? ¿En serio sois un medio público que financian todos los catalanes? Dais asco y lástima en cantidades similares".

El director de la emisora, Saül Gordillo, fue socio empresarial del presidente de la Generalidad, Carles Puigdemont, quien salió en defensa de la "libertad de expresión" cuando la emisora fue criticada por apelar a la violencia para impedir el juicio a Mas.

A continuación