La niña que murió de coma etílico ya se había emborrachado en otras ocasiones

La Policía ya había tenido que trasladar en otras ocasiones a su casa en estado de embriaguez a la niña de 12 años que murió de coma etílico.

Libertad Digital

El pasado 1 de noviembre una niña de 12 años fallecía en el hospital 12 de Octubre de Madrid después de haber ingerido grandes cantidades de alcohol durante un botellón con unos amigos en el municipio madrileño de San Martín de la Vega.

Según cuenta este viernes el diario El Mundo, la fallecida salió con unos amigos en la zona alta de San Martín de la Vega después de comprar vodka y ron con la ayuda de un adulto al que conocían. Comenzaron a beber a eso de las siete de la tarde. Cuando eran las 22:30, la niña cayó redonda al suelo. Tal y como relata el diario de Pedro G. Cuartango apoyándose en fuentes policiales y del entorno de la menor, al verla en el suelo, los amigos de la niña evitaron avisar a urgencias o la policía y optaron por cargarla en un carrillo de la compra y llevarla andando hasta un centro de salud. El trayecto duró una media hora. Cuando ingresó en el centro estaba en parada cardiorrespiratoria y con un cuadro de coma etílico. Fue trasladada al 12 de Octubre donde terminó falleciendo.

Las mismas fuentes cuentan que no era la primera vez que las fuerzas de seguridad locales de San Martín de la Vega tenían que atender a esta menor. En, al menos, otras dos ocasiones habían tenido que llevar a la niña a su casa en estado de embriaguez. Siempre según estos testimonios, los amigos de la niña señalan que no aparentaba tener 12 años y que era alta y corpulenta, por lo que solía aguantar mucho el alcohol y bebía mucho. Todos dicen estar muy asustados. La Policía ha abierto una investigación. En el municipio se ha decretado este viernes un día de luto y se ha celebrado un minuto de silencio.

A continuación