Bódalo denuncia que le persiguen en la cárcel y anuncia una huelga de hambre

El diputado de Podemos Diego Cañamero entregará una carta al papa Francisco pidiendo su apoyo al indulto de Bódalo.

LD/Agencias

El exedil de Jaén en Común (JeC) y dirigente del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) Andrés Bódalo, en la cárcel desde el pasado marzo por agredir a un concejal socialista en el 2012, dice haber comenzado una huelga de hambre dentro de prisión. Según denuncia el SAT, la intención de Bódalo es protestar por "la persecución que ha venido sufriendo estos meses" en la cárcel.

El exconcejal, que ha sido ingresado en un hospital en dos ocasiones por problemas de corazón, ha iniciado la huelga de hambre esta noche, según ha informado en un comunicado el SAT, que además ha criticado que el exedil ha tenido que compartir celda con un preso condenado por homicidio.

En este comunicado, el SAT denuncia una serie de vejaciones que habría sufrido el exedil. Bódalo "ha sido vejado y amenazado", por parte de un funcionario de prisiones dice el sindicato que, además, critica que el funcionario llegó a decirle delante de sus hijos que "aquí lo vas a pasar mal".

En el comunicado se recoge que ese funcionario, "ante uno de los múltiples problemas de convivencia de la celda dio parte contra Andrés por una supuesta falta de respeto siendo condenado a estar 15 días en una celda de aislamiento y a mantener 3 meses en rehabilitación, lo que supondrá que en enero no podría obtener el tercer grado".

El sidnicato andaluz insiste en su comunicado que Bódalo es inocente y que ha sido encarcelado "injustamente", pese a la condena que pesa sobre él y los múltiples testimonios de las personas a las que ha agredido este concejal, entre otras, a una mujer embarazada que regentaba una heladería.

En cualquier caso, el SAT defiende que Bódalo está teniendo un "comportamiento ejemplar" en prisión y que "llama la atención que esta sanción llegue ahora justo para evitar que en enero pudiera obtener el tercer grado".

Describiendo a Bódalo como una auténtica víctima del sistema, pone el énfasis el SAT en que su compañero "está recibiendo un trato indebido que cualquier ser humano denunciaría", mientras "ha estado callado, soportando todas las provocaciones sin entrar al trapo, hasta que se han tenido que inventar una supuesta falta de respeto para condenarle doblemente y evitar el posible beneficio del tercer grado".

El SAT ha señalado que los responsables penitenciarios serán culpables de que los problemas cardiacos del Bódalo se agraven con la huelga de hambre.

Asimismo, ha convocado para el próximo 9 de noviembre una concentración en la puerta de la cárcel Jaén II para exigir de nuevo su libertad y mañana el parlamentario de Podemos, Diego Cañamero entregará una carta al papa Francisco pidiendo su apoyo al indulto de Bódalo.

Andrés Bódalo, condenado a tres años y medio de cárcel por agredir en el 2012 a un concejal de Jódar (Jaén) durante una protesta del SAT, entró en prisión el 30 de marzo, en cumplimiento de una sentencia de la Audiencia Provincial de Jaén que lo condenó a finales de octubre del 2015.

Solicitó un indulto al Gobierno, una petición que encontró respaldo parcial de la Audiencia de Jaén, que considera que "teniendo en cuenta la levedad del resultado lesivo producido, el perdón concedido por la víctima y la gravedad de la pena impuesta, se muestra favorable por razones de equidad a la concesión de un indulto parcial al condenado rebajándole la pena en la mitad de su extensión".

Además hay un manifiesto pidiendo su indulto firmado, entre otros, por el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias; el coordinador de IU, Alberto Garzón; y los alcaldes de Barcelona, Cádiz y Zaragoza, Ada Colau, José María González y Pedro Santisteve, entre otros.

A continuación