Los convocantes de Rodea el Congreso: uno de Podemos y otra de Bildu

Los dos convocantes de la manifestación del sábado son una empleada del propio Congreso que trabaja para EH Bildu y un militante de Podemos.

LD/Agencias

Elena Martínez López, uno de los dos convocantes de la manifestación contra la investidura de Mariano Rajoy programada en las inmediaciones de la Cámara Baja que se ha hecho llamar Rodea el Congreso, renovó el pasado día 3 su puesto de asistente del Grupo Mixto de la Cámara, donde lleva trabajando para los herederos de Batasuna desde enero de 2012, primero con Amaiur y desde este año con la marca EH Bildu.

Su nombramiento como "asistente" de los diputados del Grupo Mixto, dentro del personal eventual de la Cámara, se publicó el pasado 6 de octubre en el Boletín de las Cortes Generales y llevaba la firma de Francesc Homs, en su calidad de portavoz del Grupo Mixto.

Martínez López está vinculada al partido Izquierda Castellana que en su día lideró Doris Benegas, próxima a la izquierda abtertzale, Elena Martínez empezó trabajando para los diputados de Amaiur tras las elecciones de diciembre de 2011 y este año con EH Bildu, la formación que asumió aquella marca.

En el Congreso, los asistentes perciben un sueldo anual de en torno a 28.000 euros brutos por catorce pagas (algo más de 1.500 euros netos al mes), indicaron a Europa Press fuentes parlamentarias.

Y además, un militante de Podemos

El otro convocante de la manifestación, Alberto Albino Torre Barciela, fue candidato al Senado por el partido Andecha Astur en la circunscripción de Madrid en las generales de 2000 y actualmente forma parte del Círculo Unidad Popular, una de las agrupaciones de la formación 'morada'.

Según la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, es "evidente" que ambos convocantes de la manifestación "trabajan para Podemos", extremo que el partido morado niega.

Tanto el presidente Mariano Rajoy como la presidenta del Congreso, Ana Pastor, han declinado poner peros a la manifestación convocada "ante el golpe de la mafia" y contra "la investidura ilegítima", pues entienden que, siempre que se respete la legalidad, prevalece la libertad de expresión.

A continuación