El subidón del PP y otros datos curiosos del barómetro del CIS

Si analizamos el CIS por bloques, PP y C's se vuelven a imponer al bloque PSOE y Podemos.

Libertad Digital

Si analizamos los resultados del barómetro del CIS y los agrupamos por bloques, observamos que los resultados apenas difieren de los obtenidos por los distintos partidos el 26J, cosa que no deja de tener cierto sentido, ya que el sondeo se realizó días después de las elecciones.

Por un lado, se puede analizar el resultado de PP y Ciudadanos, que actualmente negocian una posible investidura en base a una cambio de posición del partido naranja de una doble negativa a Rajoy a una abstención técnica, y ponemos en otro bloque a PSOE y Podemos, que, según fuentes de los dos partidos, estarían barajando la posibilidad de acudir juntos a una investidura en caso de que fracase Mariano Rajoy.

PP y PSOE aglutinaban en las elecciones del pasado 26J el 46,08% del voto, dividido en el 33,03% cosechado por el PP, junto al 13,05% que obtuvo Ciudadanos. Una suma que se enfrentaría a la de Unidos Podemos y PSOE que alcanzaba el 26J el 43,67% (22,66% del PSOE y el 21,01% de Podemos). Es decir, que el bloque de centro derecha obtuvo una ventaja de 2,41 puntos porcentuales al bloque de izquierda y extrema izquierda.

Si observamos los resultados del barómetro del CIS correspondiente al mes de julio, los bloques de PP y PSOE sumarían 44,5% del voto (32,5% del PP frente al 12% de Ciudadanos) y los partidos de Podemos y PSOE alcanzarían el 42,7% (23,1 del PSOE, 19,6% de Podemos). Esto da una ventaja de 1,8 puntos porcentuales al bloque del centro derecha frente al de Izquierda y extrema izquierda.

Aunque pueda parecer que el bloque PP+C's pierde fuelle, la diferencia entre el resultado electoral y el barómetro del CIS es mínima, de apenas medio punto porcentual. Lo mismo sucede en los resultados de cada partido.

El subidón del PP

Donde sí se experimenta una diferencia extraordinaria es entre el resultado de este barómetro y el preelectoral que publicó el CIS en mayo de 2016, en la intención de voto del PP. En aquella encuesta el PP obtenía el 29,2% de los votos. Además, el PSOE quedaba por detrás de Unidos Podemos que sumaban el 25,6% del voto, frente al 21,2% de Pedro Sánchez. En cuarto lugar quedaba Ciudadanos con un 14,6%.

Es decir que el CIS otorga una fortísima subida del PP frente a los datos de abril de 2016. Para encontrar una intención de voto superior al 32,5% de este lunes en los distintos barómetros tenemos que remontarnos hasta el de octubre de 2013, cuando se le presumía una intención de voto del 34%. En aquel momento, Podemos ni siquiera figuraba entre los partidos en liza de cara a unas hipotéticas elecciones.

En cualquier caso, que el estudio haya sido realizado apenas unos días después de las elecciones, explica que los datos vertidos por el barómetro sean tan parecidos a los de los pasados comicios de junio.

A continuación