Puigdemont y los nombres clave del sistema 3%

Josep Manel Bassols, su mano derecha electoral y marido de la excomisionada de Mas para la "transparencia", es la "estrella" de la operación Termyca.

Pablo Planas (Barcelona)

El conocido como "caso 3%", aunque las mordidas sean más elevadas, ha vuelto al primer plano con los registros y detenciones de la operación Térmyca. Como era de esperar, la portavoz de la Generalidad, la convergente Neus Munté, y el fontanero de guardia de CDC, Francesc Sànchez, han recurrido al mantra de las cloacas del Estado y a Jorge Fernández, al que tachan de "autor intelectual", para contener el efecto de una investigación que pone de manifiesto que en el partido que pretende refundarse este fin de semana continúan vivos el espíritu y los procedimientos del clan Pujol.

Se quejan de que la operación de la Guardia Civil se produce a tres días de su congreso, de que jueces y fiscales están al servicio de Interior, de que nada es casual y en que son todos inocentes. Sin embargo, en el nuevo expediente del tres por ciento hay unos nombres que son claves para contextualizar el caso y que contrastan con las cortinas de humo nacionalistas.

Josep Bosch

Es el juez de primera instancia de El Vendrell (Tarragona) y quien dirige el caso. No se trata de un anticatalanista furibundo, un émulo de Daniel de Alfonso o un sicario del ministro de Interior. Nacido en Barcelona en 1985, Bosch abrió la investigación por la denuncia de una exconcejal del Ayuntamiento de Torredembarra. Trabaja en sintonía con los fiscales anticorrupción de Madrid y Barcelona y la Unidad Central de la Guardia Civil, la denominada "UCO", ejerce de policía judicial.

Monserrat Gasulla

Exconcejal de ERC en Torredembarra, Gasulla fue quien tiró de la manta y presentó la denuncia ante el juez Bosch. No hubo fabricación de pruebas, ni conversaciones grabadas, ni filtraciones sino el asombro de una edil independentista ante el descaro con el que funcionaba Convergencia. No sólo era en su municipio, sino que se trata de una red de ayuntamientos convergentes en toda Cataluña. Gasulla afirmó a esRadio que informó a Oriol Junqueras y que este no hizo nada.

Josep Manel Bassols

La mano derecha de Puigdemont, el exalcalde de Anglès (Gerona) y empresario de privilegiadas conexiones en las administraciones catalanas, desde la Generalidad a los ayuntamientos pasando por las diputaciones y consejos comarcales. Ya es la segunda vez que lo detienen en menos de un año por las mordidas de Convergencia. En 2011 fue el estratega electoral que aupó a Puigdemont a la alcaldía de Gerona.

Núria Bassols

Esposa del antedicho Josep Manel Bassols, exmagistrada del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) a propuesta de CiU y comisionada por la "Transparencia" en el último gobierno autonómico presidido por Artur Mas. Cuando su marido fue detenido por primera vez, hasta ERC pidió su cabeza. Mas la mantuvo en su puesto hasta la disolución del ejecutivo tras el nombramiento de Carles Puigdemont.

Carles Puigdemont

Presidente de la Generalidad. Firmó seis contratos con la consultora Efial, reconvertida después en Consultora de Gestión Innovadora (CGI) en sus tiempos de alcalde. Los investigadores judiciales centran sus pesquisas en esa sociedad, que se vio favorecida sistemáticamente por adjudicaciones de los municipos convergentes, incluida Gerona, la ciudad que gobernó entre 2011 y 2016 Carles Puigdemont.

Antonio Marcos

Un exalto funcionario del Ayuntamiento de Barcelona, fue uno de los fundadores de Efial, la consultora estrella de las adjudicaciones municipales a dedo. El otro, Jaume Sabater Rovira, fue alcalde de Portbou (Gerona) y es presidente de la Associació d'Entitats Financeres de Andorra. Los hombres en los que confió Puigdemont, la segunda generación del tres por ciento, la consultora que se hacía cargo de los mejores contratos municipales.

A este listado de nombres cabría añadir los apellidos Sumarroca, la familia íntima de los Pujol, y la del amplio listado de excaciques convergentes en las cuatro provincias catalanas.

A continuación