La conversación de Rajoy y Sostres sobre la "canallesca" y la derecha "tontorrona e histérica"

Salvador Sostres cuenta una conversación con Rajoy en la que hablan de la prensa, los pactos de Gobierno y la derecha "histérica y tontorrona".

Libertad Digital

El columnista de ABC Salvador Sostres desvelaba este domingo una conversación con el presidente del Gobierno. Hablaron de Cataluña, del PP, de la prensa y también de los famosos tiempos del presidente y los posibles pactos de investidura.

Confesó Rajoy a Sostres que hay una parte de su partido -que Sostres califica de "tontorrona e histérica"- que "me exigía que pidiera el rescate o mandara los tanques a Cataluña". Esta parte del PP es con la que el presidente "ha tenido que lidiar para llevar a cabo su proyecto reformista y moderado", explicaba el columnista.

Además, Rajoy se quejó de la prensa y así lo explicaba Sostres: "Rajoy ha entendido siempre que los tiempos de la política no son los del periodismo, y ha ido actuando según su criterio y sin tener en cuenta los aspavientos de los tertulianos de medio pelo que en algún momento se creyeron con el derecho de marcarle el ritmo y la agenda".

Sobre la investidura, Rajoy ve posible que Sánchez logre un acuerdo para ser investido presidente, pero de hacerlo, no sería un gobierno con "pies y cabeza" para hacer frente a los retos que a España se le presentan. De todos modos, Sostres observa que "no parece" que Rajoy "esté empaquetando sus enseres como si tuviera que abandonar La Moncloa dentro de dos meses".

Después de alabar la discreción, paciencia y estrategia de Rajoy, Sostres concluye de su conversación con el presidente que el debate sobre los pactos es algo que está "entre tres narcisos y un señor muy inteligente". También infiere el columnista de su conversación que "los que dicen que unos nuevos comicios poco cambiarán la escena, o no la cambiarían nada, descuidan el hecho de que si Podemos supera al PSOE habrá terminado la carrera política de Sánchez y los socialistas no tendrían más remedio que pactar con el PP, porque sería su suicidio como partido hacer presidente a Pablo Iglesias". Claro que Sostres no había tenido tiempo de ver la encuesta de Metroscopia para El País, donde avanza la tendencia de que PSOE y Ciudadanos subirían en votos ante el retroceso de PP y Podemos".

Lo que sí confiesa Rajoy a Sostres es alguna conversación que mantuvo con Tsipras en Bruselas y todo a cuenta de Podemos. Dice Sostres que Rajoy no ve a Pablo Iglesias capaz de insistir en Bruselas "en sus bravuconadas y en sus equivocaciones, con los fracasos y la miseria que históricamente han causado" (los partidos de extrema izquierda). Y añade que Rajoy se explicó en los siguientes términos: "Yo se lo dije a Tsipras, que no iba a doblegar a la Unión con un pulso a la brava. ¡Si conmigo no transigieron nada, y yo soy España! Y no me hizo caso, y organizó el refrendo, y ha tenido que acabar asumiendo medidas mucho peores que las que quiso evitar con su desafío disparatado".

Sobre el momento actual mientras negocia Sánchez, Rajoy confiesa que no se va "a rendir, ni voy a abandonar a mis votantes, ni voy a dejar de trabajar para poder seguir defendiendo los importantísimos retos que se le plantean a España".

Finalmente el columnista de ABC dice que "el presidente está tranquilo, pero no está quieto. Si alguien cree que el explícito rechazo europeo al proceso secesionista de Cataluña se produjo porque sí, como la lluvia cae del cielo, es que no tiene ni idea de cómo funcionan las alianzas entre Estados. Se podría parar un tren con la cantidad de cosas que el presidente sabe y maneja, y la canallesca ignora. Es mediocre y provinciano ser un columnista y no haber hecho este cálculo. Que Rajoy no sea un histérico no significa que no sepa perfectamente lo que está haciendo".

A continuación