Ferraz mantiene el pulso con los barones: el Congreso será "en primavera"

Pedro Sánchez no se apea del burro porque "nada ha cambiado". Fuentes socialistas dejan el congreso que le reelegirá, o no, para "abril o mayo".

Ketty Garat
Las posiciones están claras y sólo falta ver quién da el primer paso. La dirección mandó una circular el lunes de la semana pasada a los barones del PSOE informando del aplazamiento del calendario de congresos en 2016 por el "calendario político" en España; y una semana después, los barones salieron en cascada en el comité federal rechazando la decisión y reclamando el congreso "cuando toca", supuestamente en febrero. Algo para lo que se exige la convocatoria nuevamente del comité federal con ese punto expreso en el orden del día. Algunos ponían este lunes incluso fecha: el 9 de enero. Pero la dirección no puede estar más lejos de esa labor.

En rueda de prensa en Ferraz, el número dos César Luena explicó este martes que "como dije el lunes, el Congreso será en primavera". Preguntado por Libertad Digital por lo acontecido de 'ese lunes' y el rechazo de la mayoría de los barones, Luena se mantuvo en sus trece al asegurar que "los tiempos y plazos siguen siendo los mismos" y que "no ha cambiado nada".

Esto es, que "el congreso del PSOE" será cuando los intereses generales de España así lo aconsejen". Contexto político e intereses generales que recomiendan "un mínimo aplazamiento" del congreso que ratificará, o no, el liderazgo de Pedro Sánchez.

Añadió que "en las próximas semanas se convocará el comité federal" que debe dar luz verde a la fecha definitiva, aunque fuentes próximas de la Ejecutiva consultadas por LD, aseguran que el comité no se convocará hasta finales de enero o febrero, y el congreso "será en abril o incluso mayo".

El número dos del PSOE abogó por "no hacer especulaciones" sobre la contestación que este aplazamiento tendrá en los territorios y si los barones se atreverán a presentar firmas contra la decisión de Ferraz. Según los estatutos del PSOE, un tercio de los firmas del comité federal pueden convocar una reunión extraordinario del máximo órgano entre congresos que forzaría un adelanto del debate sobre las fechas.

Una opción "poco probable", según fuentes de la Ejecutiva consultadas por este diario, habida cuenta de que los secretarios generales de las federaciones tendrían que retratarse alimentando nuevamente la guerra interna y mostrando la división existente en sus propios territorios. Precisamente por ello, César Luena no desaprovechó la oportunidad de dejar claro que la decisión de la dirección federal "se ajusta al sentir mayoritario de los cuadros intermedios del partido".
A continuación