Sánchez y Díaz se unen hasta el 20D contra Podemos, pero no contra Ciudadanos

Duras críticas contra Podemos, "la izquierda del postureo", pero ningún dardo de la presidenta de la Junta a sus socios en Andalucía.

Ketty Garat (Sevilla)

Unidos por las elecciones y contra Podemos. Por vez primera, el encuentro de los dos totems socialistas no estuvo protagonizado por la tensión ni la división, sino por la unión de ambos hasta el 20 de diciembre. Después... depende. Unión también contra la formación que debilita el flanco izquierdo del PSOE, Podemos, a quien Pedro Sánchez, se ha referido como "la izquierda del postureo". Su candidato, Pablo Iglesias, se ha convertido en el blanco de todos los ataques, a diferencia de Ciudadanos, con quien gobierna el PSOE en Andalucía, y a quien Susana Díaz ha evitado dirigir ningún dardo.

Sí lo hizo el candidato Pedro Sánchez al criticar el tripartito o frente anti PSOE sacando la carta cromática de los presidenciables: "Si de algo nos ha servido esta semana es para darnos cuenta de que el azul, el morado y el naranja son colores complementarios. Hacen frente al PSOE". Y se permitió incluso un chiste para mostrar su chispa en tierras andaluzas: "Se abre el telón y aparecen Rajoy, Rivera e Iglesias juntos, ¿cómo se llama la película?". El público permaneció en silencio hasta que dijo "Las amistades peligrosas", provocando las risas de los presentes.

Sánchez volvió a cargar contra Albert Rivera al hacer una defensa encendida de las mujeres y de la Ley de Violencia de Género del PSOE por la marcha atrás que propone Rivera, a quien acusan de machista. Sin embargo, Díaz pasó por alto esa mención y se limitó a citar dos veces a la formación naranja. La primera, de forma velada, al referirse a los "otros dos" partidos (Ciudadanos y Podemos) que sólo quieren "un puñado de votos para poder formar gobierno". Y la segunda, al pedir "que no se reparta el voto, que no decidan ni Albert Rivera ni Pablo Iglesias".

Por contra, la baronesa lanzó una fuerte crítica contra Pablo Iglesias, a quien reprochó que "pretende reescribir la historia", por la referencia que éste hizo al referéndum de "autodeterminación" de Andalucía en el debate a cuatro de Atresmedia. "No vamos a permitir que reescriban la historia. No fue un error, quería utilizar a Andalucía como coartada, como trampolín para levantar muros entre Cataluña y España".

También cargó contra Podemos al referirse a la pinza que pretenden llevar a cabo con el PP para erosionar al PSOE. "Los ataques que está recibiendo el partido no son gratuitos. Siempre ha habido una izquierda que le ha gustado más a la derecha que otra. Una izquierda que hablaba de revolución le gustaba mas a la derecha porque sabían que la revolución no llegará nunca".

De ahí la "escena" que describió Susana Díaz, de Mariano Rajoy diciéndole a Iglesias "vais bien": "Te voy a explicar Pedro, el que tengo aquí... Moreno Bonilla (el líder del PP andaluz) ha llamado a Rajoy y le ha dicho 'Mariano, no los distraigas, que van bien; que llevan nueve meses en Andalucía votando con nosotros todo', votando con el PP para que no hubiera gobierno, para que no se gobierne y para que no hubiera presupuestos". Porque "a quien quiere hacerle daño Podemos no es al PP sino al PSOE" que es "el único que puede echarle de La Moncloa".

Unidos hasta el 20D

Ha sido el primer acto de los dos líderes socialistas en el que no ha habido tensiones, enfrentamientos ni ambigüedad en los apoyos. Tanto la presidenta como los teloneros andaluces se volcaron con el candidato socialista, Pedro Sánchez, sobre el que Díaz se mostró "convencida" de que será el próximo presidente del Gobierno". "¡Lo hicimos en el 82, en 2004, en 2008 y lo volveremos a hacer en 2015 de la mano de Pedro Sánchez no tengáis ninguna duda!", dijo Díaz ,segura también de que las encuestas fallarán como lo hicieron en la campaña electoral de las andaluzas.

En este sentido, la presidenta de la Junta recordó: "Hace tres años vivimos una situación similar. Encuesta que salía, botella de champán que descorchaban". Y le contó "un secreto" a Sánchez, un comentario que le hizo Díaz a un colaborador y que se volverá a repetir: "Me da a mí que la resaca será un poco mala para el PP", porque "se va a quedar enrollada la pancarta" de la victoria.

Previamente, Sánchez recibió también el ánimo de un miembro de su Ejecutiva, el secretario de Política Federal y cabeza de lista por Sevilla Antonio Pradas quien levantó al público de sus asientos: "¡Éste es el ambiente de Andalucía! ¡Llévatelo para Madrid y gana las elecciones!". El candidato, en un mitin que reconoció como "interactivo" ante los constantes gritos de ánimo y coros de "presidente, presidente", dijo que se va "con las pilas cargadas" a Madrid donde el lunes se enfrenta al cara a cara con Mariano Rajoy.

A continuación