Posada apela a la "unanimidad" para permitir un acto de víctimas del GAL y ETA

La misiva que les muestra LD es la respuesta del presidente a las protestas de diputados, entre ellos, el portavoz del PP, Rafael Hernando.

Ketty Garat

El acto tendrá lugar el próximo 29 de mayo, pasada la campaña electoral, en el Congreso de los Diputados. A instancias de cerca de 40 diputados de los grupos de PNV, CIU, IU, y las formaciones Amaiur y ERC, adscritas al grupo Mixto, y el diputado socialista Odón Elorza, el Parlamento acogerá un "encuentro a favor de la paz y el entendimiento en Euskal Herria", al que asistirá el terrorista, Josean Fernández Hernando, junto a víctimas de la banda terrorista ETA y de los GAL, y organizado por la antigua parroquia San Carlos Borromeo del barrio madrileño de Entrevías.

En el anterior encuentro "por la paz y la convivencia" celebrado en esta ex parroquia, la llamada 'iglesia roja de Vallecas' -expulsada en 2007 por el Arzobispado de Madrid porque su párroco, seguidor de la Teología de la Liberación, no se ajustaba a la doctrina de la Iglesia-, el ex preso de ETA "no pidió perdón, dijo que no se arrepentía de su actividad criminal, y que volvería a hacer lo mismo en las mismas circunstancias por "el ideal que sigue defendiendo", según denuncian fuentes parlamentarias. También aseguró que el Estado no desactivó la bomba de Hipercor porque "necesitaba un atentado".

Ante la posibilidad de que se repita lo mismo, "un acto de enaltecimiento del terrorismo, pero con el altavoz del Congreso de los Diputados", algunas formaciones han puesto el grito en el cielo y remitido cartas al presidente del Congreso de los Diputados haciendo constar su indignación, "sorpresa y total rechazo" a lo que consideran "un disparate" y las formas en las que se han enterado de la celebración del mismo, "durante un debate parlamentario" y tras una "autorización por unanimidad" en la reunión de la Mesa del Congreso, que preside Posada.

Lejos de recular, la respuesta del presidente Posada ha sido la que mostramos en este documento al que ha tenido acceso Libertad Digital. Una carta remitida por Posada a un diputado en la que el presidente apela a la "unanimidad" en la autorización del acto, y a que los grupos solicitantes cumplen con "los criterios establecidos por la propia Mesa para la celebración" de este tipo de eventos en la sede de la soberanía nacional.

Un desacuerdo que ha mostrado incluso el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, en conversación con este periódico, ha explicado que envió su misiva a la presidencia del Congreso hace 10 días, protestando por el acuerdo del órgano rector de la cámara baja y advirtiendo que el acto "no debería de producirse" por considerarlo "una ofensa para las víctimas del terrorismo". La respuesta de Posada la recibió "a principios de la semana pasada" y es la misma que han recibido otros diputados de otros grupos.

Una carta en la que el presidente explica que el reglamento del Congreso de los Diputados permite la celebración de este tipo de actos si se cumplen los requisitos de proporción, tanto en número de grupos como diputados solicitantes. Y en este caso, los requisitos se cumplen. Por lo que el acto se va a celebrar. Este martes se reunirá nuevamente la Mesa del Congreso y la Junta de Portavoces, después de la luz verde del primer organismo hace ya tres semanas.

Organiza la 'iglesia roja'

El acto se celebrará en la sala Ernest Lluch, dedicada a este político socialista asesinado por ETA, y a él asistirá su hija, Rosa Lluch, junto al expreso etarra Fernández Hernando, que ha pasado 22 años en prisión condenado por asesinar a un empresario vinatero y en libertad desde 2005, estará en la mesa de debate. Al igual que en el acto de San Carlos Borromeo, participarán también, Rosa Rodero, viuda de Joseba Goikoetxea, ertzaina asesinado por ETA, y Axun Lasa, hermana de Joxean Lasa, asesinado y enterrado en cal viva en el que fue el primer atentado reivindicado por los GAL.

Junto a ellos intervendrán la hija de Lluch; Karmen Galdeano, hija de Xabier Galdeano, fundador del diario 'Egin' asesinado por los GAL en San Juan de Luz: y Luis Otero, excomandante del Ejército y fundador de la Unión Militar Democrática, condenado en 1974 junto con otros miembros de la UMD a ocho años de cárcel.

A continuación