El incidente de Aguirre con los agentes de movilidad se tramitará como un juicio de faltas

El tribunal reabre el caso contra la candidata al Ayuntamiento de Madrid por desobediencia.

Ángela Martialay

La Audiencia Provincial de Madrid ha ordenado este lunes reabrir la causa contra Esperanza Aguirre por su incidente de tráfico en plena Gran Vía madrileña después de que el juez de instrucción Carlos Valle archivara el procedimiento el pasado mes de enero.

El tribunal corrige ahora al instructor y señala que esta causa debe seguir tramitándose y llevarse a juicio por una falta de desobediencia a los agentes de la autoridad.

En el auto, los magistrados sostienen que el incidente de tráfico que la ex presidenta de la Comunidad de Madrid protagonizó el 3 de abril del año pasado en pleno centro de la capital supone "a nivel indiciario una inobservancia" de los mandatos de los agentes de movilidad y policías municipales en el ejercicio de sus competencias.

Asimismo, en la resolución, el tribunal añade que "hay base objetiva" como para concluir que Esperanza Aguirre cometió "una infracción penal de desobediencia" sin que la Audiencia Provincial "pueda valorar la gravedad de la desobediencia".

De esta forma, la Sección Sexta de la Audiencia de Madrid estima el recurso de la Fiscalía contra el archivo de la causa y señala que Aguirre deberá ir a juicio al continuarse por los trámites del procedimiento abreviado.

"La única opción que cabe es la continuidad por los trámites del juicio de faltas exigiendo que se depure la posible responsabilidad en el acto del plenario bajo los principios de oralidad, inmediación, concentración y contradicción", señala la resolución.

Esta decisión es firme -contra ella no cabe interponer recurso- la candidata el Ayuntamiento madrileño será juzgada por este incidente de tráfico por una falta y se enfrentará al pago de una multa.

A continuación