Pedro Sánchez envió un emisario para saber si Madina se presentará a las primarias

El portavoz parlamentario, Antonio Hernando, comió con Madina el pasado 15 de abril en un restaurante cercano al Congreso.

Ketty Garat

El evento tuvo lugar hace aproximadamente dos semanas en un restaurante cercano al Congreso. El portavoz del PSOE, Antonio Hernando, celebró una "comida no oficial" con el ex contrincante de su jefe en las primarias de julio, Eduardo Madina, el pasado miércoles 15 de abril, después de la sesión de control. El motivo del encuentro, según fuentes cercanas consultadas por Libertad Digital, era conocer sus "planes de futuro"; es decir, si Madina sigue teniendo aspiraciones como rival de Pedro Sánchez de cara a las primarias para elegir al candidato del PSOE a La Moncloa que se celebrarán el 26 de julio de este año.

Una pregunta que le formuló directamente a Madina el emisario de Pedro Sánchez, pero... no hubo respuesta. Madina no despejó la incógnita, lo cual no significa que no esté más cerca de no que de un sí. El ex aspirante a liderar el PSOE no parece ser un rival directo de Sánchez en el mes de julio, pero otras fuentes en el PSOE elucubran con que se sume a las voluntades, de momento silentes, de cambiar al candidato natural, Pedro Sánchez, en el caso de que se materialice el esperado descalabro del PSOE el 24 de mayo.
Al no existir respuesta, Antonio Hernando trasladó a Madina su voluntad reiterada ya por la dirección de que se implique directamente en la campaña electoral autonómica porque "es el momento de remar todos juntos". Sobre todo teniendo en cuenta de que el barco socialista está haciendo aguas a juzgar por los resultados de las encuestas que sitúan al PSOE por debajo del 20% de intención de voto, relegado a la tercera fuerza por detrás de Podemos.
Una petición que asume como propia Eduardo Madina que va 'donde le llaman'. De momento, Extremadura, Murcia y Galicia. El diputado por Vizcaya ha recibido y sigue recibiendo de multitud de territorios de todo el mapa.
Según las mismas fuentes, Hernando también le trasladó el mensaje de la dirección de que tenga un papel más activo y participativo en la dirección de Pedro Sánchez, aunque la respuesta sigue siendo la misma que hace un año: un 'no' adornado y cordial. No en vano, el derrotado Madina ya advirtió que su intención era sólo "terminar la legislatura" y está por ver si las pésimas perspectivas del PSE en el País Vasco le garantizan un puesto seguro en las listas por Vizcaya, habida cuenta de que el número uno en las listas será para el ex Lehendakari, Patxi López, miembro de la Ejecutiva de Sánchez.
Esta comida discreta perseguía el mismo objetivo y esconde los mismos temores de la dirección con Eduardo Madina que ya se reflejó en la conversación que hace dos meses mantuvo éste con César Luena en el patio del Congreso. Entonces, el número dos del PSOE le trasladó la misma pregunta a Madina, pero tampoco hubo respuesta más allá de citar en condicional al 'momento político'. Es decir, se verá el 25 de mayo.
A continuación