Alonso acude al Congreso para hablar "con dos personas" sobre su sucesión

El nuevo ministro de Sanidad defiende la continuidad en la dirección del GPP, pero "el que llegue tendrá que marcar su impronta".

Ketty Garat

No estaba previsto pero el ex portavoz parlamentario del PP, Alfonso Alonso, ha acudido este martes al Congreso de los Diputados a despedirse de la Junta de Portavoces en la que, por primera vez en los últimos tres años, no ha participado. "Yo quería despedirme de todos vosotros", decía en declaraciones a los periodistas a la entrada del órgano parlamentario aunque ha dicho que va a seguir acudiendo a la cámara baja, pero en calidad del miembro del Gobierno de España. Ha reconocido que "voy a echar mucho de menos" el trabajo en la dirección parlamentaria popular y ha pedido a la prensa que no le "agobie mucho ahora que soy ministro".

Sobre la decisión del presidente del Gobierno, ha asegurado que "me sorprendió mucho porque yo no tenía esa previsión. Vamos, no lo esperaba... y me llamó a las seis de la tarde... seis y cuarto". Y preguntado por qué cree que le ha elegido Mariano Rajoy, ha dicho entre risas: "Yo creo que confía en mí".

Preguntado por Libertad Digital sobre quién será su sucesor al frente de la portavocía parlamentaria del PP, Alonso se ha limitado a señalar que "No lo sé. Hay que tomar ahora una decisión y espero que lo podamos cerrar rápido". Y ha añadido: "pero tengo que hablar con un par de personas".

Sobre si habrá continuidad en la dirección del grupo parlamentario con personas como su hasta ahora número dos, José Antonio Bermúdez de Castro, y el portavoz adjunto, Rafael Hernando, Alonso se ha centrado en el fondo de la tarea política del PP, más que en las personas. "Continuidad, sí. El grupo va a seguir haciendo el trabajo de defensa de la acción del Gobierno pero el que llegue tendrá que marcar su impronta. Yo no le voy a decir lo que tiene que hacer".

Alonso ha fijado sus prioridades en la cartera de Sanidad en el diálogo y ha defendido que "lo que yo puedo aportar es escuchar, tratar de hacer una comunicación con los ciudadanos y hacer una agenda social para este Gobierno". Y se ha mostrado contento por el día en que toma posesión: "Hoy es el día de la discapacidad; es un día bonito para tomar posesión".

Bermúdez, "el negociador"

Todas las miradas están puestas en él. El secretario general del grupo popular en el Congreso parece ser "el elegido", según las fuentes parlamentarias del PP consultadas por este diario. Alegan que "es un perfil político y cero conflictivo" frente a otros nombres que han sonado y suenan en los corrillos populares. Se trata además de "un negociador" con "excelentes relaciones con los grupos de la oposición". Bermúdez negoció con Rubalcaba la reforma de la ley Electoral y la Ley de Partidos, la eliminación de algunos privilegios parlamentarios como las pensiones en 2010 o los viajes de los diputados, recientemente.

El protagonista, de momento, se remite a la decisión que tome el presidente del GPP, Mariano Rajoy y abre la puerta a otros. Aunque tampoco se descarta. "Yo siempre estoy a disposición, pero hay muchos compañeros que tienen grandes cualidades para poder ser portavoz".

Al término de la Junta de Portavoces del Congreso, a la que asistió en funciones ya este martes como número dos del grupo, dejó la pelota en el campo del presidente del Gobierno: "Es al presidente del grupo a quien lo corresponde hacer la propuesta y, como nos conoce a todos muy bien, estoy convencido de que acertará".

A continuación