Sosa Wagner deja claro que la purga es por sugerir el pacto con Ciudadanos

En esRadio, Sosa Wagner ha relatado el "suplicio" que ha vivido desde que sugirió la posibilidad de pactar con Ciudadanos.

Libertad Digital

Tras anunciar que deja su escaño en el Parlamento Europeo y su carnet de militante de UPyD Francisco Sosa Wagner ha explicado sus motivos en el programa En Casa de Herrero de esRadio. El hasta ahora eurodiputado explicó que todo lo sucedido en los últimos meses "ha sido doloroso pues no es grato tener enfrentamientos con personas con las que has compartido ilusiones políticas".

Muy dolido, Sosa Wagner afirmó que sufrió "un suplicio permanente" que achacó a la propuesta que realizó de aliarse con Ciudadanos. Así, explicó que el partido dirigido por Albert Rivera "es una organización que está combatiendo el nacionalismo en Cataluña y se me ocurrió decir que porqué no explorar las posibilidades y la que me han liado".

El que fuera cabeza de lista de UPyD en las europeas, tras ganar unas elecciones primarias, dijo que la cuestión de la unión con Ciudadanos "se ha hablado toda la vida y no se había hecho ni caso" por lo que decidió escribir el artículo. Por ello, criticó la "animadversión de la cúpula del partido" a una propuesta que sí es querida por las bases.

De este modo, Wagner reiteró que él ofreció "simplemente una alianza en aquellos sitios donde sea naturalmente posible". "Todo esto es una cosa enigmática", sentenció dolido, y añadió que no entiende que "una simple sugerencia desencadene un espectáculo de insultos y descalificaciones".

Además, explicó que no ha hablado con Rosa Díez y "no creo que me llame" después de haberle "triturado". Sobre su purga como jefe de la delegación de UPyD en Europa aclaró que "en mi caso fui cabeza de lista porque fui elegido en unas elecciones primarias. Ni Rosa Díez ni el Consejo de Dirección me pueden quitar de la jefatura de la delegación pues mi posición en el Parlamento Europeo derivaba de la voluntad de los militantes y Rosa Díez lo despreció".

A continuación