Amaiur muestra una bolsa de basura en el Congreso para hablar de torturas a etarras

El diputado Sabino Cuadra le dijo en varias ocasiones que "en Euskal Herria se tortura".

Ángela Martialay

La formación proetarra Amaiur ha vuelto a dar la nota una vez más en el Congreso de los Diputados. Esta vez ha sido de la mano de su portavoz en la Comisión de Justicia, Sabino Cuadra, que este miércoles ha mostrado una bolsa de basura negra para referirse a supuestas torturas llevadas por la Guardia Civil y la Policía sobre los etarras.

Cuadra ha hecho esta exposición durante la primera comparecencia de Rafael Catalá como ministro de Justicia y donde éste ha explicado las principales líneas de actuación de su ministerio.

El proetarra Sabino Cuadra ha formulado la siguiente pregunta a Catalá: ¿Cuándo señor ministro estas bolsas van a ser utilizadas únicamente en los cuartelillos y en las comisarías para retirar las basuras que hay en ellos y no torturar a nadie? en referencia a supuesta torturas por asfixia a miembros de la banda terrorista.

Asimismo, el portavoz de Amaiur ha reprochado al Gobierno que "no esté haciendo nada en relación con este tema" y ha pedido al nuevo ministro que "cesen los regímenes de incomunicación" al que se someten los miembros de ETA que son detenidos por las Fuerzas de Seguridad del Estado. El parlamentario de Amaiur sostuvo una y otra vez ante el ministro que en "Euskal Herria se tortura", en referencia al supuesto maltrato a detenidos en el País Vasco y Navarra.

Cuadra que mantenía su discurso proetarra dentro de la Sala Canovas ha protagonizado un rifirrafe con el presidente de la Comisión de Justicia, Alfredo Prada, ha tenido que llamar al diputado al orden y pedirle que por favor permaneciese en su asiento.

Catalá luchará contra la corrupción

Por otro lado, a lo largo de su comparecencia Rafael Catalá ha asegurado que "es política del Gobierno no escatimar medios en la lucha contra la corrupción" y por ello el Ministerio de Justicia ha atendido el 100% de las solicitudes de refuerzo de órganos jurisdiccionales solicitadas por el Consejo General del Poder Judicial en el orden penal y la Audiencia Nacional y por la Fiscalía.

Asimismo, el ministro ha admitido que "la ciudadanía se siente defraudada ante la existencia de macroprocesos que se alargan años sin que parezca llegar nunca el día de que un juez dicte sentencia y que, cuando ese día termina llegando, puede sentirse tentada de pensar que una justicia tardía es menos justicia".

Para evitarlo Catalá ha anunciado que se reformará "el procedimiento penal para que la instrucción de los asuntos complejos siga su curso sin necesidad de una concatenación sucesiva de piezas, de manera que los imputados puedan comparecer ante un tribunal en unos plazos razonables".

Sobre el polémico sistema de tasas implantado por su antecesor Alberto Ruiz Gallardón, el nuevo ministro no ha dejado claro que vaya a reformarlo y se ha limitado a decir que, tras el análisis y estudio de los datos relativos a los ingresos generados por las tasas, así como a conocer la repercusión real que han tenido en ciudadanos y empresas se sentará con "todos los operadores jurídicos y con los grupos parlamentarios para escuchar sus puntos de vista y así analizar si procede una mejora de la aplicación de la ley".

A continuación