Sánchez gana a Rajoy y Pablo Iglesias en el galimatías estadístico de 'El País'

Metroscopia elabora un sondeo sin depuración estadística y que reconoce que tiene escasa "solidez como predictor". "No es voto estimado", aclara.

Libertad Digital

El País podría haber arrancado hoy una sonrisa al nuevo líder del PSOE después de que este sábado los socialistas tuvieran que rectificar las palabras de su jefe en El Mundo, cuando dijo que "sobra el Ministerio de Defensa". En cambio, pese al incidente, el gran titular de El País de este domingo sobre el líder socialista es que podría ganar en intención de voto a los populares e incluso a Pablo Iglesias.

Dice en su portada el diario de Prisa que "El voto del PP se hunde entre el desdén general por la política". Explica El País que es el partido en el Gobierno el que más sufre "el desdén general contra la política", según refleja un sondeo de Metroscopia. Es más, atribuye esta caída de apoyos al desencanto por los políticos y a la posición de los populares frente al desafío separatista de Cataluña y a "la retirada del anteproyecto de la ley del aborto y la posterior dimisión de Alberto Ruiz-Gallardón".

Esta desmovilización haría caer al PP 15,7 puntos respecto al resultado de las elecciones de 2011, cuando obtuvo el 31,6% de los votos. Es decir,que se quedaría con el 15,9% de "voto probable declarado", por debajo del 20,7% del "voto probable declarado" que obtendría el PSOE, pero por encima del 14,3% de Podemos. Lo más curioso de este resultado es que no es ni "voto estimado" ni "intención de voto", sino "voto probable declarado". ¿Qué significa esto? En una extensísima aclaración -un párrafo de ocho líneas-, mayor aún que la ficha técnica, El País explica que "por voto probable declarado se entiende aquí la suma de dos conjuntos de respuestas: por un lado, las intenciones directas de voto, que en este sondeo manifiesta, en total, el 60% de los españoles; y por otro, la mayor preferencia, simpatía o cercanía por algún partido que declara un 12,2% adicional de electores que dicen estar dispuestos a votar en una elección que fuese inminente, pero no tienen totalmente decidido si, finalmente, acabarían haciéndolo y, en ese caso, por quién".

El País sigue con su explicación para terminar diciendo que la metodología empleada hace que "su solidez como predictor del posible comportamiento final sea sólo aproximada. Debe además tenerse presente que no se trata en todo caso de voto estimado, pues los datos no han sido sometidos a tratamiento de depuración y refinamiento alguno".

Entonces, ¿qué representan estos datos? El País lo explica: "Estos datos reflejan lo que cabe considerar como "la voz de la calle", es decir, el estado de ánimo, en el terreno electoral, que parece predominar y que con más frecuencia y prontitud aflora en este concreto momento".

Según explica el diario, el resultado de este "estado de ánimo" de los españoles a favor de Pedro Sánchez se debe al "efecto novedad" y a "su hiperactividad pública". Todo eso ha llevado al PSOE a obtener un 20,7% en "voto probable declarado", mejor resultado que las elecciones de 2011. Es más, dice El País que un 73% de los votantes del PSOE consideran que es la imagen de la renovación. Para Metroscopia, Sánchez tiene índices de valoración en el conjunto de los ciudadanos mejores de los que tuvieron Rodríguez Zapatero y Pérez Rubalcaba.

Mientras, el PP obtiene el peor resultado en una encuesta de toda la legislatura. El motivo de este resultado es debido a que "sus hipotéticos apoyos" están desinteresados y molestos, mientras que los de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias logran una notable capacidad de movilización. El rechazo a todo lo que tenga que ver con la política, explica El País, se concentra en el PP, mientras que su electorado se ha visto también desencantado por la salida de Alberto Ruiz-Gallardón tras la retirada del anteproyecto de la Ley del aborto.

También indica que el bipartidsimo pasaría de un 52% de apoyos a un 36% y que Podemos se consolida como tercera fuerza con el 14% de los votos. UPyD e IU mejorarían sus resultados respecto a 2011, lo que resulta llamativo ya que se supone que Podemos habría sacado sus espectaculares resultados de los abstencionistas y de IU.

Pese a que da al PSOE como ganador, y que dice que Sánchez ha conseguido renovar las ilusiones del PSOE, en la encuesta refleja que el 48% de los encuestados desaprueba la labor del líder de la oposición frente al 24% que le da el aprobado. También son más los que piensan que Sánchez no está siendo capaz de renovar el PSOE. En cambio, la mayoría, el 42%, considera que logrará atraer a antiguos votantes socialistas al PSOE.

A continuación