La ANC ya convoca protestas callejeras para el día que se suspenda el referéndum

Reclama a los catalanes que se concentren frente a los ayuntamientos a las siete de la tarde de esa jornada con camisetas de color amarillo.

Pablo Planas (Barcelona)

"Se acerca el día 'D'..., el día en el que nos tendremos que movilizar de verdad como pueblo... Estemos alerta". Así comienza el último mensaje que distribuye por todos los medios a su alcance la Assemblea Nacional Catalana (ANC) para convocar a los catalanes a concentrarse a las siete de la tarde frente a los ayuntamientos el día en el que se suspenda la consulta. "Para hacerlo más visible, nos vestiremos TODOS con camisetas de color amarillo. El amarillo será el color de de la Campaña 'Ahora es la hora' y durará hasta el 9N", prosigue la convocatoria.

La presidenta de la ANC, Carme Forcadell, anunció esta movilización por TV3 el sábado, pocas horas antes de que comenzarán a difundirse mensajes como el descrito. Y en su propia página web, la ANC advierte: "Ante las reacciones que pueda desencadenar la convocatoria, 'Ahora es la hora' (nombre genérico de la operación separatista) resalta que nada ni nadie podrá detener el empuje de un pueblo decidido, unido e ilusionado. En esta línea, la campaña unitaria por el 'Sí-Sí' está a punto de ponerse en marcha el 4 de octubre o cuando el Tribunal Constitucional, si así lo determina suspende la Consulta".

Pero la concentración frente a los ayuntamientos, con la lectura de un manifiesto contra la "falta de democracia del Estado español", no será la única acción reivindicativa de la ANC y Òmnium Cultural. Ha comenzado el envío de cartas a los profesores para que animen a sus alumnos a votar y continúa la recluta de voluntarios para participar en el puerta a puerta masivo que pretende llevar a cabo la ANC también hasta el 9 de noviembre. Necesitan cien mil personas para abarcar todos los domicilios de Cataluña para "informar" a los ciudadanos del referéndum, a quienes además se presentará un formulario con preguntas relativas a sus tendencias políticas. De momento se han inscrito treinta mil.

Entre tanto, Mas ha mostrado su intención de mantener la campaña "institucional" del referéndum aún en el supuesto de que el Tribunal Constitucional lo suspenda. Más de ochocientos ayuntamientos afirman haber puesto a disposición de la Generalidad los padrones municipales y han comenzado las inserciones propagandísticas en los medios de comunicación bajo el lema "Tú decides" y la exhibición de la papeleta.

Las bases de ERC y las CUP también están movilizadas para participar en las concentraciones, manifestaciones y actos que se diseñan para hacer frente a la previsible suspensión y forzar el referéndum del 9N. La consigna más extendida es que esta no es una batalla jurídica, sino política. Una batalla que se dirimirá en la calle.

A continuación