Play

El nuevo ministro de Justicia recibió a 'El Follonero' en su despacho

Catalá Polo apareció en el programa Salvados en diciembre de 2013 para hablar del descontrol de obras públicas en la administración.

Libertad Digital

Miles de kilómetros de alta velocidad, estaciones costosísimas, autopistas de peaje en concursos de acreedores y aeropuertos por toda la geografía española. Éste era el cartel de presentación del programa de Salvados que ofreció La Sexta en diciembre de 2013. Para dar respuesta a sus preguntas, Jordi Évole, conocido como 'El Follonero', quiso contar con el secretario de Estado de Infraestructuras y número dos de Fomento, Rafael Catalá Polo, nuevo ministro de Justicia tras la dimisión de Gallardón.

Catalá Polo le abrió la puerta de su despacho y se sometió al incisivo interrogatorio de Évole, que no sólo le habló de los despilfarros en obra pública, o los excesos en materia aeroportuaria, sino que además sacó a colación los papeles de Bárcenas y le mostró las declaraciones de algún exministro de Fomento confesando que las empresas constructoras presionan al Ministerio de Fomento para adjudicarse los grandes contratos de obra pública.

Catalá trató de esquivar las preguntas más incómodas. De Bárcenas, afeó a Évole que diera verosimilitud a sus papeles y palabras, de los aeropuertos reconoció que "la política de inversiones" había estado "por encima de nuestras necesidades". Sobre las carísimas estaciones de AVE que se han inaugurado durante la última década, destacó que se pueden hacer más baratas y, finalmente, negó presiones de las empresas constructoras. "De ellas tenemos demandas, no presiones, no tienen capacidad para presionar al Ministerio", decía.

A continuación