IU carga contra Rouco "por faltar al octavo mandamiento: mentir" sobre el 11-M

Ofensiva contra el ya ex presidente de la CEE. Cayo Lara dice que "predica en el desierto" si pretende "alimentar la conspiración".

Ketty Garat

Las palabras del ya ex presidente de la Conferencia Episcopal Española en el funeral de estado por el 11-M no han pasado inadvertidas por el grupo de la Izquierda Plural. Su líder, Cayo Lara, se refirió al mensaje central de su homilía -"hubo personas dispuestas a matar por oscuros objetivos de poder"-, como una "insidia y una mentira" que pretende hacer "dogma de fe" y "alimentar la teoría de la conspiración". Intento en vano porque, a juicio del diputado, "predica en el desierto".

En declaraciones en los pasillos del Congreso, Lara denunció que Rouco "ha vuelto a intentar confundir que la insidia y la mentira pueden ser dogmas de fe. Creo que a estas alturas seguir insistiendo en la insidia y la teoría de la conspiración, me parece que le están haciendo flaco favor a las víctimas".

Frente a un intento por "resucitar" las tesis conspirativas, señaló que "el 11M ya está juzgado". Unos ataques que también recibe el presidente saliente de la CEE del también diputado por la Izquierda Plural, Gaspar Llamazares, para quien Rouco "falta al octavo mandamiento: la mentira".

"No se puede ante las víctimas decir que hay unos intereses económicos y políticos inconfesables porque hay una sentencia judicial. Yo creo que falta caridad, además de que incumple el mandamiento de la iglesia de no mentir. Ayer Rouco salió muy mal a la francesa, salió de la Conferencia Episcopal mintiendo".

Ausencia de Aznar y ZP

Ambos diputados de IU también se pronunciaron por la clamorosa ausencia de los ex presidentes del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero y José María Aznar, en los funerales de Estado. Llamazares, en el sentido de criticar la decisión: "No se quién tuvo la responsabilidad de no invitarles, pero creo que es lógico que haya una participación en un acto tan importante que pretende la unidad de las víctimas y de la política frente a un acto terrorista. Hubiera sido lógica la presencia de los ex presidentes del Gobierno".

Cayo Lara fue más allá al adentrarse en los motivos de la ausencia de invitaciones. "No se si, desde un punto de vita u otro, pensaron que se podía politizar desde el punto de vista negativo".

También Rosa Díez se pronunció al respecto "debieran de haberles invitado. Son ex presidentes, los más recientes que hemos tenido. Es un poco raro, pero no voy a contribuir a que haya más polémica al respecto".

El ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, mostró su desconocimiento y su sorpresa al respecto: "Yo estaba en Eslovenia y la verdad es que no tengo la menor idea".

A continuación