Los abucheos "demuestran ignorancia"

Génova se reafirma en la política antiterrorista y niega que haya dos PP

Génova no ve divergencia con las víctimas. Cospedal se verá con ellas en breve. El debate se instala en el PP: "Algo habremos hecho mal".

Pablo Montesinos

"El PP siempre ha defendido a las víctimas, y siempre es siempre. Ha sido el único y lo digo con toda tranquilidad y con todo el convencimiento. También con toda la legitimidad. Estoy diciendo absolutamente la verdad, y lo saben las víctimas". Con esta vehemencia, incluso con cierta dosis de emoción, María Dolores de Cospedal defendió la presencia de su formación en la concentración del domingo. "Lo importante es estar", resumió. Y lo seguirá haciendo, quiso enfatizar.

rnrn

La protesta de víctimas centró el comité de dirección, que ella misma presidió. Encima de la mesa, los abucheos a los miembros de la cúpula y la fractura con una parte de las víctimas. Pero, públicamente, la número dos del PP restó importancia a las críticas, a sus ojos de unos pocos. Algunos radicales: "También hubo personas con banderas preconstitucionales abucheando, se lo tengo que decir", llegó a afirmar. En concreto, se refería a un grupo de jóvenes que esperaban a los dirigentes al término del acto viviéndose momentos de gran tensión.

rnrn

Según Cospedal, la mayoría de los asistentes recibió con cariño a los populares. "Hubo más palabras de ánimos y de aplausos que ese tipo de palabras crispadas", dijo. La casi totalidad de interrogantes fueron sobre la concentración y la respuesta de los asistentes a la presencia del PP. Le preguntaron, en concreto, qué sintió cuando algunos compañeros fueron recibidos al grito de "traidores": "Demuestran una grave ignorancia y comenten un gran injusticia", zanjó contundente.

rnrn

Cospedal se reunirá con las víctimas

rnrn

"No encuentro que haya una divergencia o que tenga que haber un reencuentro a las víctimas", contestó sobre si el PP tenía que hacer autocrítica. Si bien la propia Cospedal iniciará en breve una ronda de contactos con los distintos colectivos -incluida la AVT-, aunque no hay una fecha cerrada.

rnrn

La secretaria general puso mucho celo en distinguir una cosa: las quejas de las víctimas son acogidas y estudiadas y no tienen nada que ver con los abucheos. De hecho, hizo suyas las palabras de Jaime Mayor Oreja en la concentración: "Siempre tienen razón, nos aplaudan o nos critiquen. En privado muestran preocupación por lo ocurrido, pero creen que las relaciones se pueden reconducir. Como prueba, dicen, que Ángeles Pedraza -que salió bastante enfadada de Moncloa la semana pasada- no hizo sangre en su intervención.

rnrn

Algunos cargos del PP piden "tomar nota"

rnrn

Fue, en todo caso, un día difícil para el PP. Cospedal lo reconoció al sacar a colación la historia del partido, con muchos de sus cargos asesinados vilmente por los pistoleros de ETA. "Hay muchas personas que no son víctimas que tienen comportamientos que no se corresponden ni con la historia ni con las víctimas", se quejó. Todavía este lunes muchos hablaban de tristeza, pero círculos del propio partido -los menos próximos a la dirección- insisten en "tomar nota". "Algo habremos hecho mal cuando fuimos recibido así por los nuestros. No vale con taparse los ojos y decir que todo está bien. No está todo bien y así se vio en Colón. Tenemos que hacer frente a los problemas y no esquivarlos", en voz de un crítico diputados.

rnrn

En las propias filas populares se quejan de no tener respuesta ante las dudas sobre la política antiterrorista. "¿Qué pasa con Bolinaga? ¿Qué pasa con el acercamiento de presos? No nos vale con decir que no estamos negociando con ETA. Hace falta algo más que buenas palabras", corroboraba otro cargo de la vieja guardia.

rnrn

Cospedal negó la existencia de dos almas en el PP en la concentración-la facción de Madrid fue aplaudida- y salió en defensa de la política antiterrorista en nombre de todos. "Nosotros apoyamos a un Gobierno que ha planteado nada más nada menos que esto no vuelva a ocurrir nunca", aseguró. Se refirió, en concreto, a la reforma del código penal que incluye la cadena perpetua revisable. "Con toda legitimidad podemos decir que siempre hemos estado al lado de las víctimas", insistió a lo largo de su comparecencia, monopolizada por el acto del domingo. "No se nos puede tildar de sospechosos", enfatizó.

rnrn

La número dos, que volvió a comparecer en un momento complejo para el PP, aún lanzó un mensaje más: ellos sí estuvieron, pero no otras formaciones políticas, en relación al PSOE. "Nosotros siempre hemos estado a pesar de la incomprensión y de las críticas de unos o de otros", quiso decir bien claro. Escuchándole, el citado Floriano e Iñañi Oyarzábal, dos de los cargos más contestados el domingo. "En los buenos y malos hay que estar dando la cara", se reafirmó.

rn
A continuación