Mar Blanco pide estar muy vigilante con Sortu y Bildu

La presidenta de la FVT asegura que el Juez López Guerra fue nombrado por Zapatero para derogar esta jurisprudencia.

Libertad Digital

En una entrevista en La Razón, la presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo (FVT), Mari Mar Blanco, ha valorado la polémica sentencia del Tribunal de Estrasburgo. La hermana de Miguel Ángel Blanco asegura que el fallo del Tribunal ha sido "un gran varapalo" y una "injusticia real y verdadera para todas las víctimas". En este sentido, la presidenta de FVT ha resaltado la importancia de la aplicación de la Doctrina Parot, ya que ésta "significaba justicia real y verdadera para todas las víctimas". Blanco también ha recordado la importancia de la dispersión de los presos de ETA y ha pedido que ésta se mantenga.

Mari Mar Blanco ha afirmado que no esperaba este fallo, y que "es imposible de digerir y de entender que el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo inclinaría la balanza hacia la justicia de las víctimas y no hacia la impunidad del verdugo".

En este contexto, Blanco ha asegurado que el juez español , López Guerra, que ha votado a favor de la derogación de la doctrina, fue "puesto" por José Luis Rodríguez Zapatero para "derogar esta jurisprudencia y esta doctrina". La presidenta considera que este magistrado formaba parte de "la hoja de ruta que habían marcado en la negociación entre el Gobierno de Zapatero y la banda terrorista". Por otra parte, asegura la presidenta de FVT, el Gobierno de Rajoy "ha sido claro y contundente con la lucha antiterrorista".

Mari Mar Blanco también ha acusado al Tribunal de Estrasburgo de "un desconocimiento brutal de lo que ha sufrido este país durante más de 50 años", y afirma que "nadie puede entender que la Justicia se haya volcado en defender a unos terroristas y no a las víctimas". En este sentido, Blanco sostiene que la derogación de la Doctrina Parot ha dejado en entredicho el buen nombre del Tribunal de Estrasburgo.

La presidenta de la FVT ha dicho, además, que las declaraciones del fiscal del Estado del País Vasco de que Inés del Río ya no es terrorista, son "una auténtica humillación hacia las víctimas del terroristas", ya que Del Río "ha salido de la cárcel siendo lo que es: una asesina, con las manos manchadas de sangre."

En este contexto, Mari Mar Blanco ha advertido de que "hay que estar muy vigilantes de todos los pasos que están dando Sortu y Bildu", que "fueron legalizados sin haber dado ningún paso a la democracia." Blanco quiere "que nadie se olvide" que Arnaldo Otegi está en la cárcel porque "quiso volver a poner en marcha un partido ilegalizado y por apoyar una idea totalitaria y fascista".

Por último, Mari Mar Blanco ha asegurado que las víctimas seguirán pidiendo justicia, ya que "ni España ni las víctimas nos conformamos ni compartimos esa sentencia".

A continuación