Griñán ve "mezquino" que se vincule su entrada al Senado con los ERE

Pese a que ha acabado reconociendo que su dimisión tiene que ver con los ERE Griñán dice que no se hará nombrar senador por el aforamiento.

LD / Agencias

El ya presidente en funciones de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha considerado este miércoles una "mezquindad" que algunos vinculen su futura designación como senador con la búsqueda del aforamiento ante el caso de los ERE fraudulentos, sobre todo, porque aforamiento "no es impunidad".

En declaraciones a la Cadena Ser recogidas por Europa Press, Griñán se ha mostrado plenamente seguro de que ha cumplido con su deber al tomar la decisión de renunciar a la Presidencia de la Junta en estos momentos.

Ha reiterado que hay varias razones, la "primera y más" importante de índole familiar y personal, así como evitar que se siguiera haciendo "daño" a la Junta de Andalucía, por el hecho de que la figura del presidente estuviera permanentemente sometida al debate del caso de los ERE. Griñán ha aludido también al hecho de que tenía el convencimiento pleno de que no iba a concurrir las próximas elecciones y que era necesario abordar un relevo generacional.

"Con todo lo injusto que pueda suponer el que se haya dirigido toda la acción política del caso de los ERE contra el presidente de la Junta, lo que si es verdad es que la Junta tenía mas dificultades para trabajar desde el punto de vista de los objetivos más importantes que tiene un gobierno en estos momentos, como son luchar contra la crisis", ha indicado.

Ha indicado que esto nunca ha llegado a "frenar" la acción del Gobierno, pero sí es verdad que había un "monotema" en la oposición, el PP-A, que era el caso de los ERE. "Fuera del tema de los ERE, la oposición en Andalucía no se había definido, y ahora se va a tener que definir" y explicar lo que hace a nivel nacional y cuál es su proyecto para Andalucía, según ha señalado Griñán.

"El daño ya está hecho"

El socialista ha señalado que el presidente de la Junta no puede estar sometido permanentemente a un debate que ahora podrá ser sobre "Pepe Griñán, pero no sobre el presidente de la Junta".

Para Griñán, el "daño que se ha hecho con los ERE ya está hecho" y ha aludido al daño que le ha hecho a él, a su familia y allegados. "Lo que me preocupaba es el daño que se pudiera hacer a la gobernación de Andalucía y yo creo que en este momento tenía que dar un paso atrás", ha indicado.

La "mezquindad" y el aforamiento

Asimismo, Griñán ha calificado de una "mezquindad" de determinadas personas que se diga que busca ser senador para tener aforamiento ante el caso ERE. Ha recordado que él ya está aforado como diputado andaluz y ha defendido que ocupando los cargos de presidente federal del PSOE y de secretario general de los socialistas andaluces y después de haber sido presidente de una comunidad tenga el "legítimo derecho" a estar en esa cámara parlamentaria.

"Yo debo elevar, en el sentido de pasar de los concreto y cotidiano de Andalucía, a una política más general", según ha expresado Griñán, quien cree que puede cumplir una función compatible con su posición de presidente del PSOE.

En cuanto a su sucesora como presidenta del Gobierno, la actual consejera de Presidencia e Igualdad, Susana Díaz, Griñán ha destacado que puede aportar una "mirada distinta" y que llegará al cargo respaldada por la unidad del PSOE-A. Para Griñán, que se ha sentido "cómodo" con IULV-CA en su Gobierno, es "buena la estabilidad", pero, en todo caso, es a Díaz a quien corresponderá tomar la decisión sobre la fecha de las elecciones.

A continuación