Cuando el PSC pedía un modelo de financiación "singular" para Cataluña

Pere Navarro defendía hace año que Cataluña tenía que "recaudar, gestionar, liquidar e inspeccionar todos los impuestos"

RUBÉN FERNÁNDEZ

Ha pasado poco más de un año pero eso, en la política catalana, ha sido como una década. Mas no acariciaba la idea de una Cataluña independiente, el PSC era la segunda fuerza y ERC no tenía un papel dominante. De aquella, Pere Navarro apoyaba a CiU cuando pedía un pacto fiscal, la máxima pretensión que tenía el presidente del gobierno catalán. "Es indispensable el acuerdo entre nacionalistas y socialistas sobre el pacto fiscal", aseguraba el secretario general del PSC.

La propuesta se llegó a negociar y ,sin salirse, de la LOFCA (Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas) pretendía un trato diferenciado para Cataluña como ocurre en la actualidad con el régimen foral del País Vasco y Navarra aunque sin llegar al concierto. "Hay que hablar del pacto fiscal. Los ciudadanos de Cataluña tienen la necesidad urgente de recaudar, gestionar, liquidar e inspeccionar todos los impuestos", aseguró Navarro.

ERC fue más explícito y su líder, Oriol Junqueras, le pidió al PSC que "afinase" su propuesta de pacto fiscal y reclamase el "concierto económico como el vasco o el navarro".El secretario general del PSC pidió una renuncia al modelo foral pero sí una "financiación singular" para que la Generalidad y Estado pudiesen negociar de forma “bilateral”. Navarro pidió no romper el principio de solidaridad con las autonomías más pobres pero con límites “para no frenar la locomotora catalana"

A continuación