El Ministerio de Exteriores se niega a informar sobre el español preso en Cuba y sigue sin contestar a su familia

El departamento de Albares se acoge a que se trata de "información personal" para no responder a las preguntas realizadas por LD.

Yésica Sánchez

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos y la familia de Mario Josué Prieto Ricardo siguen sin recibir noticias del Ministerio de Exteriores español, al que recientemente han escrito en dos ocasiones (el 10 de agosto y el 14 de septiembre) solicitando su intervención para liberar al preso español condenado en Cuba a 12 años de cárcel por participar en las manifestaciones pacíficas del 11 de julio de 2021.

Tanto la organización como los seres queridos del reo albergaban la esperanza de que -a pesar de no haber recibido respuesta a sus súplicas, por parte del Gobierno de Pedro Sánchez- el departamento de José Manuel Albares estuviese realizando algún movimiento para conseguir la repatriación del joven español de 27 años, como se da a entender en el periódico digital cubano 14ymedio, que cita fuentes de Exteriores.

El diario asegura que "el Consulado español está llevando a cabo las gestiones oportunas y se encuentra en contacto con las autoridades correspondientes", citando a un portavoz de la Oficina de Información Diplomática, que -dicen- "no pudo ofrecer detalles sobre una intervención que se prevé compleja" y que -interpretan- "desmiente la información que ha circulado de que España ignora el caso".

padres-mario-josue-prieto-ricardo-espanol-cuba-090922.jpgLos padres del español encarcelado en Cuba imploran ayuda al Gobierno de Pedro Sánchez

Con el ánimo de confirmar este extremo, LD se ha puesto en contacto con el propio ministerio, que rechaza confirmar o desmentir cualquiera de los aspectos que tienen que ver con esta publicación periodística que nos llega desde Cuba, así como el resto de las cuestiones que le han sido trasladadas por parte de Libertad Digital.

Desde Exteriores se niegan a informarnos sobre el caso de Mario Josué, amparándose en que no pueden dar "información personal". Se limitan a asegurar que el departamento está "en contacto con las autoridades cubanas" y están dispensando "la asistencia que les permite el marco jurídico que ofrece Cuba". No ha habido manera de averiguar en qué se concreta eso en la práctica. Y, tratándose de una dictadura, poco se puede esperar.

Nuestro interlocutor nos asegura que es la persona con quien habló el citado medio cubano y que la respuesta que hemos recibido nosotros ahora es "la misma, palabra por palabra" que le dio a este diario. Por tanto, se desvanece la posibilidad de que -como insinúa la información de 14ymedio- haya nuevas acciones por parte del Ministerio de Exteriores para intentar repatriar al preso político español, como piden sus padres.

¿Por qué no responden a la familia?

Preguntado por el motivo que lleva al departamento, en concreto a la Dirección General para Iberoamérica y el Caribe del Ministerio de Exteriores, a no contestar a las misivas que les ha remitido la familia de Mario Josué a través del OCDH, o a no informar a sus padres sobre el estado de las gestiones que se pudieran estar realizando con las autoridades cubanas, el interlocutor de la oficina diplomática insiste en que se trata de "información personal" y no les está permitido facilitarla.

Tampoco hemos conseguido que nos diga nada al respecto de las informaciones que hemos publicado en LD sobre el caso del reo español. Nada que comentar sobre el abandono al preso por parte del Gobierno de Pedro Sánchez, las mencionadas cartas en las que su familia les pide ayuda o las torturas que ha recibido desde que entró en la cárcel. "No tenemos nada que decir", nos espeta. "Si queréis saber algo más nos escribís, pero ya te digo que la respuesta va a ser la misma".

La situación de Mario Josué

Entretanto, la situación de Mario Josué en prisión sigue preocupando a su familia. A la tremenda pérdida de peso (más de 20 kg), el empeoramiento de su depresión y las afecciones que le han ido generando las propias condiciones de la cárcel (comer alimentos en mal estado, beber agua no potable o tener falta de higiene), hay que sumar los continuos dolores de cabeza que padece desde hace unos días.

No obstante, su entorno nos dice que han notado que desde que LD dio la voz de alarma y dio visibilidad a su caso en España, le tratan "un poquito mejor". Las migrañas vienen acompañadas del empeoramiento de la visión de un ojo, y -aunque su madre, Niurka Ricardo, ha tenido que ir varias veces para solicitarlo- finalmente ha conseguido que le vea un oftalmólogo y próximamente lo haga un neurólogo. Algo que contrasta con las negativas constantes a que le viera un médico, en los últimos meses.

A continuación