Siguen los homenajes a etarras: bengalas y pasillo de honor para el asesino de seis personas

Ignacio Martin Echeverría ha estado 26 años en prisión. El acto tuvo lugar en el Casco Antiguo de Pamplona.

J. Arias Borque

Los aduladores de la organización terrorista ETA continúan haciendo sus habituales homenajes a los terroristas que salen de prisión tras cumplir las penas a las que fueron condenados. Y todo ello pese a que el denominado colectivo de presos de ETA, el EPPK, emitió una comunicado hace unas semanas para decir que dejarían de hacerlos de forma pública para no ahondar en el sufrimiento de las víctimas del terrorismo.

El último ha tenido lugar hace unas horas en Pamplona, concretamente, en la calle Jarauta de la capital navarra, en pleno Casco Antiguo. Allí se recibió con aplausos, ramos de flores, fuegos artificiales y bengalas al terrorista de ETA Ignacio Martín Echeverría Mortadelo, que había abandonado unas horas antes la prisión de El Dueso (Cantabria), después de permanecer 26 años en prisión. No faltó tampoco un pasillo de honor.

En el currículum criminal hay seis asesinatos y condenas a casi 500 años de prisión. El mayor atentado en el que participó tuvo lugar en Madrid el 6 de febrero de 1992 al colocar un coche bomba en la plaza de la Cruz Verde al paso de un vehículo militar. Perdieron la vida los militares Antonio Ricote Castilla, Francisco Carrillo Pérez, Juan Antonio Núñez Sánchez, Ramón Carlos Navia Refojo y Emilio Domingo Tejedor Fuentes. También hubo 12 heridos.

También fue juzgado y condenado por el asesinato en Madrid, solo unas semanas después del atentado perpetrado en la plaza de la Cruz Verde, del economista Juan José Carrasco, hijo del del coronel de Infantería en la reserva Félix Carrasco Pérez-Machado. El grupo etarra del que formaba parte adosó una bomba lapa a los bajos del vehículo que utilizaba, que figuraba a nombre de su padre.

Ignacio Martín Echeverría fue detenido en Francia en una operación policial en el año 1996 y fue extraditado a España varios años después para ser juzgado. Ingresó en prisión en nuestro país en 2001.

okupas-Palacio-Marqus-Rozalejo.jpgLa farsa del final de los homenajes a etarras

Este homenaje se produce pocas horas después de que se haya conocido que Sortu, el partido heredero de Batasuna-ETA, y que pone la mayoría de cuadros dirigentes y votantes a la coalición EH Bildu, haya decidido que el último jefe de organización terrorista ETA, David Pla, entre a formar parte de su dirección en la remodelación de la misma que está acometiendo como vicesecretario general tercero.

También pocos días después de que importantes dirigentes de Sortu y EH Bildu arroparan a Mikel Albisu Antza, un veterano jefe de ETA durante los años noventa, en su declaración en los juzgados por haber ordenado el asesinato en 1995 de Gregorio Ordoñez, ex líder del PP de Guipúzcoa y teniente de alcalde de la capital donostiarra.

A continuación