El nuevo jefe de los Mossos, un separatista de lazo y de toda confianza para ERC

Estela no dudó en posar junto a un gran lazo amarillo cuando se cumplía un año de los atentados islamistas de Barcelona y Cambrils.

Pablo Planas (Barcelona)

Josep Maria Estela, el nuevo jefe de los Mossos d'Esquadra, es un mando de probada fidelidad separatista, tal como se puede comprobar en la instantánea que circula este miércoles en digitales como "El catalán" y "e-notícies". Así, no tuvo reparo alguno en posar junto a un gran lazo amarillo, el símbolo de los golpistas separatistas, durante un acto de homenaje a los servicios de emergencias y policiales el 16 de agosto de 2018 en Alcanar (Tarragona) cuando se cumplía un año de los atentados islamistas de Barcelona y Cambrils.

josep-lluis-trapero-20112021.jpegLa CUP no paga traidores


Estela, cuyo padre fue el primer alcalde de ERC en la localidad leridana de Alcarràs, entre 1979 y 1983, es un hombre de la absoluta confianza del partido republicano. En la imagen, posa junto al entonces vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, la que fuera consejera de Justicia, Ester Capella, el consejero de Interior de la época, Miquel Buch, y dirigentes separatistas locales. En aquel momento, Estela era el jefe de los Mossos en la comarca denominada "Tierras del Ebro" y tenía una particular fijación por perseguir a quienes retiraban propaganda separatista de los espacios públicos.

La filiación del sustituto de Trapero se ha puesto de manifiesto en su primera orden, la destitución del intendente Toni Rodríguez, que investigaba los casos de corrupción del antedicho Miquel Buch y de la presidenta del Parlament, Laura Borràs.

A continuación