Cataluña recorta aforos y pide que no se reúnan más de diez personas en Navidad

Antes de la reunión con Sánchez, el Gobierno catalán impone por su cuenta nuevas restricciones.

LD/Agencias

El Gobierno catalán ha decidido no esperar al encuentro con autonomías sobre el coronavirus que anunció Pedro Sánchez el pasado domingo y ha anunciado este lunes una batería de medidas para tratar de reducir, a base de restricciones, el impacto de Ómicron.

La portavoz del Gobierno catalán, Patricia Plaja, ha anunciado este lunes que el Ejecutivo catalán quiere implantar de nuevo el toque de queda de 1 a 6 de la madrugada a partir de la noche del jueves al viernes. Para ello, pedirá el aval del Tribunal Superior de Justicia.

Por otro lado, la Generalidad también cerrará el ocio nocturno, limitará las reuniones sociales a un máximo de 10 personas en vísperas de Nochebuena y restringirá al 50% el aforo en el interior en la hostelería.

Además, limitará al 70% el aforo en comercio, gimnasios y actividades culturales y deportivas, así como en el deporte federado.

A continuación