Cuatro muertos, dos de ellos menores, en un incendio en un local okupa en Barcelona

A las 6 de la mañana se declaraba un incendio en un local okupado en la plaza Tetuán de Barcelona. Cuatro personas han muerto, dos de ellas menores.

Libertad Digital

Cuatro personas, dos de ellas menores de edad -un bebé y un niño de tres años-, han muerto este martes en un incendio en un local de la plaza Tetuan de Barcelona, según han informado fuentes municipales. Las mismas fuentes indican que se trata de un local que antes pertenecía a una entidad financiera y que fue ocupada por una serie de personas que, desde entonces, viven allí. La misma versión han dado algunos vecinos de la zona a la televisión pública catalana.

Los Mossos d'Esquadra investigan las causas del incendio en el local que se ha ha iniciado sobre las 6.00 horas de este martes y se han desplazado hasta allí ocho dotaciones de los Bomberos de Barcelona.

Según ha confirmado el consejero de Interior, Joan Ignasi Elena, durante la madrugada se produjo una pelea que motivó la intervención de los Mossos d'Esquadra. El local siniestrado está a pocos metros de la misma consejería de Interior y años atrás había sido una sucursal bancaria de la entidad Evo Banco. Fuentes del departamento de Interior de la Generalidad se han apresurado a deslizar que el local figuraba en un listado de locales de riesgo que se realizó a raíz de un suceso parecido en una nave industrial abandonaba en Badalona. En aquel incendio, ocurrido el 9 de diciembre del año pasado, también fallecieron cuatro personas.

En esta ocasión, otras cuatro personas han podido salvar la vida al refugiarse en una especie de patio interior.

La calefacción y una pelea

El cónsul del Pakistán, país de donde eran las víctimas, ha asegurado que los Mossos le han dicho que el fuego podría haber sido causado por un fallo en la calefacción que utilizaban los ocupantes del local. No obstante, no se descartan otras hipótesis, dado el hecho de que la policía autonómica intervino de madrugada en una pelea que se produjo en el inmueble.

Según testimonios vecinales, en el inmueble se solían registrar peleas y otra clase de incidentes, pero la conflictividad había disminuido desde que la familia muerta entró en el local, hace más o menos un año, según dichos testimonios.

A continuación