Play

El Rey preside la entrega de despachos a los nuevos jueces sin protestas ni autoridades separatistas

Nueva visita de Felipe VI a Cataluña: las organizaciones independentistas tiran la toalla y renuncian a convocar actos de protesta.

Pablo Planas (Barcelona)

La presencia de Felipe VI en Cataluña comienza a normalizarse tras años de convulsiones y protestas separatistas. Por primera vez desde el golpe de Estado independentista, el monarca ha presidido un acto en Barcelona sin que hubiera convocadas protestas por parte de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Òmnium Cultural o los Comités de Defensa de la República (CDR). Así, Felipe VI ha entregado los despachos a los 188 miembros de la 70 promoción de jueces en un acto marcado por la normalidad y sin la presencia de autoridades separatistas, ya fueran autonómicas o municipales.

En su discurso, el Rey ha transmitido su admiración y gratitud a los nueves jueces, así como al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y a la Escuela Judicial. "Somos muy conscientes del inmenso esfuerzo que habéis tenido que llevar a cabo. La pandemia ha supuesto un reto añadido en vuestra preparación. Habéis demostrado gran capacidad de trabajo y una enorme disciplina. Quiero animaros a que nunca perdáis la ilusión y la fuerza con la que habéis llegado hasta aquí. Con este acto se abre una nueva etapa en vuestras vidas al integraros ya de manera efectiva en el Poder Judicial. Responderéis a las necesidades de los ciudadanos con vuestra recta y eficaz labor y fortaleceréis la legitimidad de la Justicia. Una sociedad plenamente democrática como la española solo puede desarrollarse si cuenta con un Poder Judicial independiente y neutral. Reforzaréis la convivencia pacífica de la sociedad, aportando unos valores y unos principios éticos fundamentales. Os animo a que continuéis con espíritu constitucional a desarrollar la tarea de las anteriores promociones", ha manifestado el monarca ante los 188 nuevos jueces, 134 mujeres y 54 hombres.

Alusión a la ausencia del año pasado

El presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, apuntó que la presencia del Rey en el acto constituía un "profundo significado constitucional" y un "gran símbolo". Era una alusión a la ausencia de Felipe VI en la entrega de despachos el año pasado, cuando el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, decidió impedir que el Rey viajara a Barcelona con la excusa de la "situación" en la capital catalana.

En esta ocasión, el Rey ha sido recibido por Lesmes, el director de la Escuela Judicial, Jorge Jiménez, la delegada del Gobierno, Teresa Cunillera, y el mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero. También estuvo la ministra de Justicia, Pilar Llop.

Acto en "Foment"

Por otra parte, el presidente regional Pere Aragonès y sus consejeros y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, sí que asistirán, en cambio, a la entrega de premios organizada por la patronal catalana "Foment del Treball" con ocasión de su 250 aniversarios. Uno de los protagonistas de la velada será el presidente de la Fundació Bancaria la Caixa y del Consejo de Administración de CriteriaCaixa, Isidre Fainé, quien recibirá la medalla de oro de la patronal en presencia del Rey, de Aragonès, Colau y ministros como José Luis Escrivà, titular de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, o Raquel Sánchez, de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. También está prevista la presencia de los presidentes autonómicos de Aragón, Francisco Javier Lambán, Islas Baleares, Francina Armengol, y Comunidad Valenciana, Ximo Puig.

Como suele ser habitual en los últimos actos del Rey en Barcelona, la previsión es que Aragonès, sus consejeros y Colau eviten participar en el recibimiento a Felipe VI a las puertas del "Museo Nacional de Arte de Cataluña", donde se llevará a cabo el evento.

A continuación