La tiranía de Delgado: "Atemoriza a los fiscales discrepantes con la apertura de expedientes disciplinarios"

Fuentes fiscales consultadas por LD denuncian "la instrumentalización de la Inspección Fiscal" por parte de Delgado para silenciar a los fiscales.

Miguel Ángel Pérez

La fiscal general del Estado, Dolores Delgado, mantiene "atemorizados" a los fiscales discrepantes con la amenaza constante de abrirles expedientes disciplinarios. Fuentes fiscales consultadas por Libertad Digital denuncian "la instrumentalización de la Inspección Fiscal" por parte de Delgado para silenciar a los miembros del Ministerio Fiscal incómodos.

El último caso lo desvelaba este diario el pasado jueves con el anuncio de la apertura de un expediente disciplinario al fiscal Ignacio Stampa. El que fuera fiscal Anticorrupción del caso Villarejo presentó una reclamación patrimonial ante el Ministerio de Justicia de Pilar Llop denunciando presuntas irregularidades cometidas por Delgado en el marco del procedimiento penal abierto contra él en la Fiscalía Provincial de Madrid por revelación de secretos, que finalmente fue archivado.

Las mismas fuentes consultadas por LD afirman que la "indignación" es enorme en el seno del Ministerio Público con la forma de actuar y de dirigir la Fiscalía General por parte de Delgado. "Cuánto más comprometida y menos autoridad tiene, más recurre a la amenaza de abrir diligencias o un expediente disciplinario. Nadie se atreve a llevarle la contraria, todos guardan silencio, fingen o le hacen la pelota para conservar sus cargos o conseguirlos", apuntan.

dolores-delgado-12112021.jpegRepresalia de la Fiscalía contra Stampa: anuncia un expediente disciplinario

En este sentido, se han producido numerosos incidentes en los últimos meses. "Delgado amenaza a los fiscales con sanciones disciplinarias gritando y muchas veces en presencia de la jefa de la Inspección Fiscal, María Antonia Sanz Gaite, para intimidar más al fiscal señalado. Cada vez que aparece una noticia en la prensa que no le gusta, dispara contra cualquiera sin saber quién ha podido filtrar la información a los medios de comunicación", apuntan.

Las fuentes consultadas interpretan dichas amenazas constantes de expedientes disciplinarios como un "desgaste evidente" de la fiscal general del Estado, que se encuentra "acorralada y contra las cuerdas". "Normalmente, la incoación de expedientes sancionadores sólo se quedan en amenazas porque no puede llevarlos adelante, ya que en la mayoría de los casos debería abstenerse y la comprometerían personalmente. Actualmente, está debilitada moral y jurídicamente, y por ello ejerce su autoridad con actitud coactiva", denuncian.

"Es la demostración de la situación de precariedad institucional en la que se encuentra la Fiscalía General tras la llegada de Delgado. Intenta someter a los fiscales discrepantes o meramente molestos para ella o para su pareja, Baltasar Garzón. Es una vergüenza. Desde que ha estallado el caso Stampa está muy nerviosa", concluyen.

stampa-y-delgado.jpgDelgado moviliza a toda la Carrera fiscal para sofocar su escándalo con el fiscal Stampa

Recordamos que este miércoles el Consejo Fiscal se reúne y abordará el escándalo de Delgado con Stampa, después de que la fiscal general se refiriese a las denuncias de dicho fiscal en un correo electrónico enviado a toda la Carrera fiscal como "gravísimas y difamatorias imputaciones".

El último caso, el escándalo Stampa

Precisamente, la Fiscalía General del Estado que dirige Dolores Delgado intentaba callar al fiscal Ignacio Stampa la semana pasada anunciándole la apertura de un expediente disciplinario tras conocerse su reclamación contra la propia Delgado ante el Ministerio de Justicia. Tal y como desveló este diario, Stampa relataba en dicha reclamación que la fiscal general ordenó investigar una denuncia presentada por su pareja Baltasar Garzón y que posteriormente, el Ministerio Público eliminó las pruebas de su intervención. El fiscal también denunciaba que la propia Dolores Delgado se negó a entregarle las comunicaciones que fueron "desglosadas" del procedimiento y que recogían las órdenes de Delgado a través de su mano derecha, el fiscal jefe de la Secretaría Técnica, Álvaro García Ortiz.

El que fuera fiscal Anticorrupción del caso Villarejo recibió el pasado miércoles una notificación en su propio domicilio en el que se le informa de "la apertura de un expediente disciplinario por las noticias aparecidas en los últimos días en los medios de comunicación". Dicha notificación fue firmada por la jefa de la Inspección Fiscal, María Antonia Sanz Gaite, por delegación del teniente fiscal del Supremo, Juan Ignacio Campos.

A continuación