Igualdad dice que 'todes' es un término "internacional inclusivo que no es desleal con los españoles, ni discrimina"

El Ministerio de Irene Montero en un informe, al que ha tenido acceso LD, quita importancia a que la expresión ‘todes’ no sea aceptada por la RAE.

Miguel Ángel Pérez

El Ministerio de Igualdad de Irene Montero asegura que la expresión 'todes' es un término "internacional del lenguaje inclusivo que no es desleal con los españoles, ni discrimina".

Una ciudadana catalana recurrió el pasado mes de julio ante la Comisión de Publicidad y Comunicación Institucional del Ministerio de la Presidencia solicitando la retirada inmediata de la campaña del Orgullo LGTBI del Ministerio de Igualdad porque la palabra "todes" no existe en nuestra lengua. El lema de dicha campaña es "Orgullo de todas, todos, todes. Por una España feminista y diversa".

Cuatro meses después, la Comisión de Publicidad y Comunicación Institucional del Ministerio de la Presidencia inadmite el recurso en un escrito de 7 páginas, al que ha tenido acceso Libertad Digital, que se fundamenta con un informe del Ministerio de Irene Montero. Según Igualdad, "la campaña institucional desarrollada por el Ministerio de Igualdad obedece al impulso y desarrollo de las medidas destinadas a garantizar el derecho a la igualdad de trato y no discriminación de las personas lesbianas, gais, bisexuales, transexuales, transgéneros e intersexuales (LGTBI), asegurando el pleno respeto a su libertad afectivo-sexual".

"El cartel del Orgullo", añade, "utiliza los términos ‘todos’, ‘todas’ y ‘todes’. Por tanto, no queda excluida ninguna acepción lingüística que pudiera dar lugar a una eventual discriminación. El hecho de que la palabra ‘todes’ no sea todavía una acepción amparada por la Real Academia de la Lengua no implica que su utilización en una campaña publicitaría pueda calificarse como discriminatoria, ni pueda entenderse ‘desleal a los españoles’".

"El reconocimiento de la diversidad sexual y su puesta de manifiesto en un vocablo determinado no mina los derechos de la población que no se sienta identificada, sino que reconoce y visibiliza la existencia de un colectivo que históricamente se ha visto marginado", apunta el informe del Ministerio de Montero.

"En cuanto a la posible utilización en el cartel de símbolos, ideas, expresiones, diseños o imágenes empleadas por cualquier formación política u organización social, cabe señalar que el término ‘todes’ es una expresión propia del lenguaje inclusivo nacida y utilizada por la sociedad civil, no sólo en España, sino también a nivel internacional, por lo que no podría entenderse como ‘propiedad’ de una determinada formación política", apunta Igualdad.

Por todo ello, la Comisión de Publicidad y Comunicación Institucional del Ministerio de la Presidencia inadmite la solicitud de suspensión provisional de la campaña de publicidad institucional relativa al ‘Día Internacional del Orgullo LGTBI’, promovida por el Ministerio de Igualdad, al considerar que "no queda acreditada la afectación en sus derechos o intereses legítimos, ni tampoco que ostente la representación de una entidad jurídica que por objeto o finalidad velar por el respeto de los valores y principios consagrados por la Ley de Publicidad y Comunicación Institucional, así como carecer manifiestamente de fundamento".

todes.jpg
Cartel del Orgullo 2021.

‘Todes’ no existe en nuestro vocabulario

El recurso presentado contra la campaña y el cartel del Orgullo publicado por LD señalaba que la campaña presentada el pasado 24 de junio por Irene Montero "es contraria al interés general e irresponsable, pues contraviene las normas lingüísticas promulgadas por la Real Academia Española (RAE), institución cultural española privada financiada con fondos públicos y que vela para garantizar la norma común y la unidad idiomática de nuestra lengua oficial: el español".

El escrito inadmitido ahora denunciaba que en el cartel de la campaña "se utiliza la palabra ‘todes’, que no existe en nuestro vocabulario. Es más, el término ‘todas’, cuando ya se dice ‘todos’, es innecesario. Según la RAE, "el uso de la letra e como supuesta marca de género inclusivo es ajeno a la morfología del español, además de innecesario, pues el masculino gramatical (todos) ya cumple esa función como término no marcado de la oposición de género".

A continuación