La menor brutalmente violada en Igualada se recupera de otra operación: "Las lesiones son muy graves"

La adolescente aún no ha declarado ante la gravedad de su estado. El Ayuntamiento instalará cámaras en el polígono donde sufrió la agresión.

Libertad Digital

La investigación sobre la salvaje violación a una adolescente de 16 años en Igualada continúa para hallar al culpable y determinar si intervino más de una persona. Será clave el testimonio de la víctima, que debido a su estado aún no ha hablado con los Mossos d’Esquadra. Según ha explicado a ABC el abogado de su familia, Jorge Albertini, sus "lesiones son muy graves". La niña, ingresada en el Hospital Sant Joan de Déu, ha sido operada por segunda vez y se encuentra estable, "recuperándose poco a poco". Entre otras cosas, sufrió un fuerte golpe en la cabeza y desgarros en la zona genital.

Los agentes, a la espera de poder hablar con la menor, está centrada en el análisis de las cámaras de seguridad, la recogida de pruebas y la toma de declaración de distintos testigos. La agresión se produjo cuando la joven salió de la discoteca Epic, donde había acudido con unas amigas. Según su madre, la adolescente tenía previsto coger el tren de las seis para volver a Vilanova. La adolescente fue hallada en un polígono, desnuda e incosciente por un camionero que llegó a pensar que estaba muerta.

Por el momento aún no hay ningún detenido aunque la investigación se centra en la persona que según sus amigas la acompañaba a su salida de la discoteca. El consistorio, mientras, ha empezado los trámites para instalar a principios de 2022 cámaras de vigilancia en el polígono donde fue localizada la joven.

La madre publicó hace unos días una carta reclamando al Gobierno de Pedro Sánchez medidas más duras contra los autores de estas "salvajadas".

A continuación