Serio aviso al "celoso patológico" Casado: "Ir contra Ayuso es ir" contra los que la han votado

Casado ordena silencio sobre la trifulca en Madrid, pero la prensa no le hace ni caso.

Pilar Díez

El Mundo

"Sánchez afianza a Otegi como aliado político con un nuevo pacto en Navarra". A Sánchez fle ponene los terroristas. También hay una entrevista a Juanma Moreno Bonilla, presidente de Andalucía, que contempla desolado como Teodoro y Casado ponen en riesgo las posibilidades del PP en esta comunidad con su guerra contra Ayuso. "La batalla interna de Madrid perjudica electoralmente a la marca PP".

Francisco Rosell recuerda la victoria de Ayuso en Madrid que "sacó de la política al líder de Podemos, Pablo Iglesias, vicepresidente con Sánchez, y a este último le hizo morder el polvo de la derrota tras enfrascarse en la campaña. Además, aupó a Casado con perspectivas ciertas de presidir el Gobierno. Aquel trofeo fue agua de mayo para un Casado al que no le llegaba la camisa al cuello".

En lugar de agradecérselo, "la nomenclatura genovesa se agita, por el contrario, contra su benefactora. Con el mal pago de los desagradecidos, niega el pan y la sal a quien se revolvió contra la cadena de mociones de censura del PSOE y Cs para desplumar al PP de poder autonómico". Qué mala es la envidia.

"No cabe duda de que la estupidez es la forma más asidua de suicidio político como el que el PP escenifica en Madrid. Casado puede servirle a Sánchez en bandeja de plata las cabezas de la presidenta Ayuso y del alcalde Almeida, ese tique que le facultó salvar un punto de partido en la primavera hostil de 2019". "Se engaña Casado porque quien perdería la cabeza sería él sin necesidad de hacerla rodar".

"Casado abre una brecha interna y frena la integración del electorado con el que el PP surtió de votantes a Cs y a Vox. Lo hace rompiendo hostilidades contra una presidenta que sumó más escaños que toda la izquierda junta". "Nadie en su sano juicio puede entender, salvo aquellos cuyo sueldo depende de no querer comprenderlo, que la dirección nacional, en una muestra de partitocracia irreverente con las urnas, maniobre contra una presidenta con la que los ciudadanos han apostado con vehemencia". Casado está abofeteando a su electorado en la cara de Ayuso. Le devolverán el desprecio en las urnas yéndose a Vox o quedándose en casa, que no lo dude, esto lo pagará caro.

El editorial va sobre los efectos de la subida de los precios en el campo. "El campo español está asfixiado, ahogado por el acuciante problema de costes de materias primas que lleva meses soportando. Su viabilidad está en riesgo y la única manera de contrarrestarlo para tratar de sobrevivir y evitar cualquier preocupación añadida sobre un hipotético desabastecimiento será responder con un aumento de los precios de sus productos en el mercado que, por extensión, acabará pagando el consumidor. De momento, sus denuncias no están encontrando respuesta gubernamental". "Los costes de producción se han descontrolado en los últimos meses. Los agricultores y ganaderos están al límite y con poco margen de maniobra ante el ascenso descontrolado de los precios: los fertilizantes han subido un 300%; la energía eléctrica, un 270%; el gasóleo, un 73%; los piensos, un 23%...".

"Hoy, el sector está completamente desestabilizado. Debe escuchársele: pide medidas de apoyo financieras y fiscales que amortigüen las continuas subidas. E ignorar su grito de auxilio, como parece que hace el Gobierno con su inacción, supondría la estocada a un sector imprescindible no solo para la sostenibilidad de la España vacía sino de todo el país". Si no son independentistas ni nacionalistas que se olviden de que Sánchez le haga ningún caso.

El País

El periódico entra de lleno en la bronca del PP con un titular a cinco columnas. "García Egea a Rodríguez: 'No tienes derecho a enfrentar a Casado y a Ayuso. No te lo permitiré'". "El PP se juega su futuro en Madrid". La fuente ya nos la imaginamos. El lanzador de aceitunas que se la tiene jurada Ayuso. Elsa García de Blas y Juan José Mateo cuentan, felices como perdices, que "el daño ya es irreversible. Pase lo que pase, habrá vencedores y vencidos. Los navajazos han sido tan bajos que la desconfianza ha prendido y parece prácticamente imposible recomponer la relación". "Si nada lo remedia, los conservadores caminan hacia una guerra civil de consecuencias impredecibles para sus expectativas de intentar arrebatar el Gobierno a la izquierda en 2023".

Según El País los culpables de esta situación han sido Miguel Ángel Rodríguez y Teodoro García Egea, que al parecer se llevan a matar. Pero, sobre todo, el periódico sanchista señala al asesor de Ayuso que condujo a la presidenta madrileña a arrasar el 4 de mayo. "El asesor de la presidenta es el personaje más odiado en la sede de Génova, donde se le atribuye un intento deliberado de enfrentar a la presidenta de Madrid con el líder del partido y de tomar decisiones sin tener en cuenta el daño que pudieran hacer al PP". ¿Qué decisiones? ¿La de arrollar a toda la izquierda junta el 4 de mayo? ¿La de asesorar a la mujer que ha sacado al PP del hundimiento?

"El conflicto no es ideológico, es de poder: Ayuso quiere presidir el PP de Madrid, y Casado se niega a entregarle el control del que considera su partido". Pero solo se lo niega a Ayuso. A Feijóo no, a Moreno Bonilla tampoco, ni a López Miras. Todos ellos (hombres) presiden el partido en la comunidad que gobiernan. Solo a Ayuso le niegan ese derecho.

"En el partido muchos no entienden por qué Casado se ha dejado arrastrar hacia una disputa incomprensible a ojos de su electorado". "Es irracional. Es una mezcla de voluntad de dominio del secretario general y celos patológicos del líder", describe un dirigente crítico. "Nadie discute a Casado su liderazgo, es solo su inseguridad. El subidón del triunfo de Ayuso en mayo ha salvado inesperadamente al PP. En lugar de pegarte a ella y aprovechar su tirón, te enzarzas en una batalla a machetazos para laminarla". Es realmente incomprensible. De psicoanalista.

"Ayuso resucitó al partido, que ahora encabeza las encuestas privadas, con un triunfo incontestable en las elecciones de mayo en Madrid. Ir contra ella es ir contra un mandato electoral muy reciente". Y eso el electorado no lo perdonará.

"La derecha mediática está tomando posiciones, y parece que Ayuso tiene más apoyos. Federico Jiménez Losantos ha dedicado al alcalde el sobrenombre de "judas Almeida". Hombre, Ayuso tiene más apoyos porque ha arrasado en las elecciones, cosa que Casado no ha hecho. Y además le hizo a España el impagable favor de sacar a Pablo Iglesias del Gobierno.

"La confrontación en un congreso con Isabel Díaz Ayuso puede ser suicida para Pablo Casado, advierten varias fuentes consultadas. Según este análisis, si Ayuso pierde el congreso del PP de Madrid, perderá el partido, que habrá aplastado a una de sus principales bazas electorales. Pero si lo gana, la derrota atribuible al presidente dejará tocado su liderazgo. Si no evita el choque, Casado se la juega a cara o cruz". Eso les pasa por haber llegado tan lejos, por las amenazas a la presidenta con filtraciones a los medios, por la sensación de que está maltratando a la mujer que le ha dado la única victoria electoral de su mandato (Galicia es otra cosa). Madrid ha votado masivamente a Ayuso. ¿Por qué te la quieres cargar, Casado? Si le declaras la guerra a ella, se la declaras a los madrileños que la votaron. Y si echas cuentas no llegarás nunca a Moncloa sin los escaños que aporta Madrid.

ABC

"Los pederastas extranjeros se vigilan; los españoles, no". También Mariano Calleja nos entretiene hoy con la movida pepera. "La 'maldición' de la primera planta: un clásico en Génova". "La dirección nacional del PP ha decretado silencio para rebajar la tensión y calmar la guerra interna". Un poco tarde, Casado. "La 'tregua', si cuaja, será en todo caso temporal, porque el debate se ha cerrado en falso, sin acuerdo y sin voluntad de consenso sobre la persona que debe presidir el PP de Madrid". Y nos larga un tochazo sobre la importancia de Madrid para las cosillas internas del partido. Eso no le importa un pepino al votante. Y si Casado no lo entiende y persiste en la guerra contra Ayuso podrá ganar el PP de Madrid, pero perderá la Comunidad, el Ayuntamiento y Moncloa. Él sabrá.

Ignacio Camacho se tira de los pelos. "El partido que debería emerger como esperanza frente a la ruina" a la que nos lleva el sanchismo "se ha sumido en una crisis artificial, en una espiral de luchas intestinas que sólo es posible explicar desde la hipótesis de un ataque de pánico a la responsabilidad o de la imprevista eclosión de un instinto suicida".

Lo que está pasando en el PP de Madrid "es un despropósito que lesiona el prestigio y la credibilidad de la alternativa". "Al centro-derecha le será muy difícil ganar las elecciones sin el caudal de votos que le aporta su feudo madrileño. Complicarse la vida en la circunscripción con más escaños equivale a renunciar al relevo por falta de coraje y de inteligencia para merecerlo". Casado contra Madrid, es incomprensible.

"Casado y su entorno dan la impresión de no haber calculado el efecto de este enredo en la proyección de su liderazgo. Enfrascada en la obsesión por el control orgánico, la dirección nacional de los populares está olvidando que ese tipo de pugilatos abre severas dudas sobre su compromiso de Estado. El problema es grave porque entraña un cierto desdén por la sensibilidad de los votantes, que necesitan ver en los candidatos una actitud madura, una conciencia responsable, y no entienden que quienes no han ganado a nadie cuestionen a la autora de la mayor derrota que ha sufrido Sánchez". A ver Casado, mírate en Rivera. Se le pidió que, por sentido de Estado, para que no llegara Podemos al poder, pactara con Sánchez. Se le suplicó que no dejara a España en manos de ERC y Podemos. Y se negó. Se vio de jefe de la oposición, puso por delante sus propios intereses a los de España. Mira dónde están él y su partido.

La Razón

"Casado decreta el silencio sobre el pulso por Madrid". A ver si es verdad que Génova deja de filtrar cosas como que a Ayuso se le está poniendo cara de Cayetana o que va a dar un pucherazo en las primarias, o que no será la candidata dentro de dos años. O que le están buscando cremas en el bolso, porque no va a colar. A ver si tus enemigos te hacen caso, Pablo, te va mucho en ello.

"Génova contesta oficialmente que esas filtraciones vienen del lado de los partidarios de Ayuso". Claro, ha sido Ayuso quien le ha filtrado a El País la información que lleva hoy. "En el PP exigen sosiego, más responsabilidad y unidad, y la dirección nacional pretende con este movimiento dejar en evidencia que si sigue el ruido será, supuestamente, sólo porque lo generan en el equipo de Ayuso". "Casado no ha hablado en los últimos días con Ayuso". Pues ese es el error, Pablo, es con ella con quien tienes que hablar. Los dos solitos y en privado.

"Los barones del partido donde reconocen que Ayuso tiene ahora mismo una fuerza popular que le da capacidad de ganar hasta el congreso de un feudo que no sea el suyo. 'Si se presenta aquí, a mí también me ganaría un congreso' señalaba este viernes un presidente autonómico del PP". ¿Esto también es una filtración de Ayuso?

La Razón, al menos en lo que a opinión se refiere, acata la orden de Casado. Sólo Jorge Vilches advierte de quién es el ganador de la trifulca. "El sanchismo está gozando con el espectáculo negativo que está dando la batalla en el PP, su auténtico adversario y la alternativa. Mientras el PSOE y sus aliados se cargan los derechos individuales, la inviolabilidad de la vida privada, atacan la separación de poderes y nos masacran a impuestos, el electorado popular ve a su partido distraído en banalidades. De nada sirven al elector del centro-derecha unas peleas organizativas que ni entiende, ni desea". Así que, Casado, ponte las pilas y acaba con la guerra contra la presidenta de Madrid, porque es una guerra contra el Madrid que la ha votado.

A continuación