El caso Ghali salpica a la presidenta de La Rioja: Andreu "ordenó" gestionar la entrada del líder del Polisario

Fuentes jurídicas consultadas por LD aseguran que así lo ha manifestado ante el juez el jefe de la Oficina de Presidencia de La Rioja, Eliseo Sastre.

Pedro de Tena/Miguel Ángel Pérez

La presidenta de La Rioja, la socialista Concha Andreu, dio "órdenes" para gestionar la entrada en España del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali. Fuentes jurídicas consultadas por Libertad Digital aseguran que así lo ha manifestado ante el juez el jefe de la Oficina de Presidencia de La Rioja, Eliseo Sastre, que este viernes ha declarado como testigo ante el titular del Juzgado de Instrucción nº 7 de Zaragoza, Rafael Lasala.

Según las mismas fuentes consultadas por LD, Eliseo Sastre ha afirmado ante el instructor que el 16 de abril Concha Andreu le dio instrucciones para que "contactara" con el entonces jefe de Gabinete de la ministra de Asuntos Exteriores Arancha González Laya, Camilo Villarino, con el objeto de organizar "una ayuda humanitaria" (la entrada de Ghali).

También han comparecido como testigos el gerente del Servicio Riojano de Salud, el jefe de la Unidad de Cuidados Críticos del Hospital San Pedro de Logroño donde ingresó Ghali y una funcionaria del Servicio de Admisiones de dicho centro.

Tras sendas declaraciones ante el juez, ha quedado patente que Concha Andreu dio órdenes al jefe de la Oficina de Presidencia de La Rioja para que contactara con Camilo Villarino por un lado y por otro, con el gerente del Servicio Riojano de Salud, que a su vez coordinó el ingreso sanitario de Ghali con el jefe de la Unidad de Cuidados Críticos del Hospital San Pedro de Logroño.

Tras escuchar a la exministra de Asuntos Exteriores Arancha González Laya y al que fuera su jefe de gabinete, así como a la directora de gabinete del Ministerio del Interior y la exjefa de gabinete de la vicepresidencia Primera, el magistrado instructor ha centrado estas testificales en el Ejecutivo riojano y en los responsables hospitalarios que tuvieron conocimiento del ingreso de Ghali en el Hospital de San Pedro la noche del 18 de abril.

El líder del Frente Polisario aterrizó en la base militar de Zaragoza el pasado 18 de abril en un avión medicalizado procedente de Argelia. Posteriormente, ingresaba en el Hospital San Pedro de Logroño con un nombre falso. Esta actuación del Gobierno de Pedro Sánchez de ocultar a Ghali en nuestro país desataba la crisis con Marruecos en la frontera de Ceuta. Ghali tenía que responder ante la justicia española tras la presentación de varias querellas por presuntos delitos de genocidio, asesinato, lesiones, detención ilegal, terrorismo, torturas, desapariciones y lesa humanidad.

El 2 de junio, Ghali quedaba en libertad sin medidas cautelares, tras su declaración de menos de 2 horas por videoconferencia ante el juez Pedraz. Una declaración que se efectuaba desde el hospital de Logroño, donde permanecía ingresado por covid-19 y en la que defendía su inocencia. Pedraz rechazaba entonces decretar la prisión provisional ni otro tipo de medidas cautelares respecto Brahim Ghali, que finalmente abandonó el país en un avión rumbo a Argelia

A continuación