Vox abandona la Comisión de Nombramientos del TC ante la "rendición de Casado al sanchismo"

Espinosa acusa al Gobierno y al PP de "deteriorar las instituciones" por repartirse los nombramientos.

Maite Loureiro

Vox y Cs han abandonado la Comisión de Nombramientos del Tribunal Constitucional y el Tribunal de Cuentas celebrada en el Congreso, de la que surgirá la nueva composición acordada entre PSOE y PP después de tres años de bloqueo. Los partidos de Sánchez y Casado se han quedado solos en esta comisión, después de que ERC y PNV anunciaran su ausencia.

El portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, ha argumentado su decisión asegurando que la sesión de hoy es "la culminación de un proceso en el que se falta al respeto a las instituciones".

Espinosa de los Monteros ha tomado la palabra para anunciar su decisión de no participar en esta Comisión, acusando al PP de "dar oxígeno a los separatistas y a un Gobierno que pisotea la Constitución y pacta con todos los enemigos de España" y de "haberse rendido al sanchismo". "Una rendición difícil de olvidar", ha advertido el portavoz de Vox al líder popular, Pablo Casado.

A primera hora de la mañana daban comienzo las comparecencias previstas para elegir a cuatro magistrados del Tribunal Constitucional y seis consejeros del Tribunal de Cuentas. Se trata de Enrique Arnaldo, Concepción Espejel, Inmaculada Montalbán, Juan Ramón Sáez, Enriqueta Chicano, Isabel Fernández Torres, Dolores Genearo, Diego Íñigo Hernández, José Manuel Otero y Miguel Ángel Torres.

El deterioro de las instituciones

Tras la primera intervención, el portavoz de Vox se ha dirigido a todos ellos para denunciar que hoy "no es un buen día para el fortalecimiento de la democracia" y ha criticado que "nadie cree que comparezcan por méritos profesionales o por la solidez de su criterio", sino que acuden porque "han recibido la llamada de Ferraz o de Génova", advirtiendo de que "la única duda" es cómo actuarán la próxima vez que vuelvan a llamarles: "¿Van a seguir las instrucciones de los políticos que les han nombrado?", les ha preguntado.

En el breve discurso, de algo más de cinco minutos, que ha precedido la decisión de abandonar el Congreso, Espinosa ha arremetido contra el Gobierno por su "injerencia" en todas las instituciones estatales, como la Fiscalía, la Abogacía del Estado, el Congreso, el CIS, RTVE, además de los organismos pactados entre ambos partidos para su renovación, haciendo del "deterioro institucional uno de sus principales objetivos".

"No es de extrañar, el Estado de derecho se ha convertido en el principal obstáculo para el cambio de régimen impulsado por Pedro Sánchez y su gobierno", ha denunciado el portavoz de Vox, responsabilizando también al PP de no ponerle freno. Espinosa ha relacionado el pacto entre ambos partidos con los últimos varapalos del TC al Gobierno, o la decisión del Tribunal de Cuentas sobre los golpistas del 1-0, calificando el pacto como el de "las tres P: PSOE, Podemos y PP".

PSOE y PP se quedan solos

El portavoz parlamentario de Cs, Edmundo Bal, también ha actuado de la misma forma. Primero ha intervenido brevemente para criticar el reparto de cargos de PSOE y PP y anunciar que "van a a proponer una iniciativa para que el sistema de nombramientos responda al mérito y la capacidad". Después, ha decidido abandonar la Comisión en señal de protesta.

PNV y ERC no han acudido a la sesión después de haber quedado fuera del reparto y como crítica por el reparto de estas instituciones y hacia los propios organismos, tras los varapalos sufridos en los últimos meses.

A continuación