Serio aviso a Casado en su guerra contra Ayuso: "Sin la opinión pública a favor, no se ganan elecciones"

Ahora que Sánchez está bajo mínimos en cariño popular y cuesta abajo en las encuestas, Casado le hace el regalo de ponerse chulo con Ayuso.

Pilar Díez

El Mundo

"La CEOE negocia la reforma laboral con Bruselas para esquivar el ruido del Gobierno", que anda a torta limpia. "Día D en la división del Gobierno: 'Es un teatrillo'... 'Nos la querían colar'. Dice Rosell que todo es una tomadura de pelo. "No ha existido intención de derogar la reforma laboral. Se trató, primero, de un ardid electoral para llenar la saca de votos, y después de un engañabobos para sumar a los de Iglesias a una coalición en la que todo lo firmado fue papel mojado desde el primer segundo. Y no es que Sánchez actúe en esta cuestión con realismo y responsabilidad; sino que su errática gestión económica no le permite echar más gasolina al fuego y, por fortuna, Bruselas le ha cortado mucho las alas". Bendito sea Bruselas.

"Podrán mantener el sainete con pasatiempos como el rifirrafe entre Nadia Calviño y Yolanda Díaz —a las que Sánchez vuelve a juntar hoy para dar cuerda al teatrillo—", pero todo es paripé. No habrá derogación.

Juanma Lamet cuenta que "Almeida ya mueve ficha en privado: 'Yo lo que no quiero es que Ayuso presida el PP de Madrid'". "Si algo ha quedado claro en la batalla por el liderazgo del PP de Madrid es la enorme capacidad de los populares para enfangarse cuando no toca. Su proverbial facilidad para desaprovechar el viento a favor". La guerra la desató Casado por pura envidia. La líder natural del PP en Madrid es Ayuso y hay que ser idiota para no verlo.

Raúl del Pozo dice que "se ha organizado una absurda maraña, una refriega entre Sol y Génova, entre la gestora que apoya a la dirección nacional y la furia de Isabel. El gran jaleo puede leerse como un ataque de celos de Pablo ante el tirón carismático de la reina del cine mudo; parece que teme más a la presidenta de Madrid que al presidente de España".

"Ella no necesita al aparato porque sabe que su apoyo está en la calle, no en los despachos de Génova y aguanta". La calle solo percibe que le están haciendo la vida imposible a Ayuso. Casado se la está jugando y no se da ni cuenta.

"Nadie debería romper el tándem Ayuso-Almeida y la torpeza de Génova pone en peligro el futuro de la pareja de más éxito del PP. Andan metiendo en el lío al alcalde y conseguirán hacerlo antipático y mira que es difícil. En las bases echan la culpa de todo a Teo García Egea. Dicen que está llevando a Casado por el mal camino, cuando lo que hace es protegerlo". ¿Protegerlo de qué? Lo que hace Teo es cargarse la posibilidad de que Casado llegue nunca Moncloa. Mejor que Casado que se proteja de Teo, que es donde está el peligro.

El País

"El virus cronifica la desigualdad". "La pandemia golpea más a los hogares de bajos ingresos". Claro, y la subida de los precios no afecta igual a Pepito Pérez que a los mandamases del Ibex o que a Pedro Sánchez, no te joroba. Para llegar a esta conclusión han participado nada menos que cuatro redactores. Está Pepa tirando la casa por la ventana.

"Podemos blandirá el acuerdo de Gobierno en la reunión de este martes por la reforma laboral", cuenta Anabel Díez. "No es posible técnicamente una derogación íntegra de la reforma laboral de 2012 impuesta por el PP cuando estaba en el Gobierno, como han señalado dirigentes socialistas en público". Que era otra de las mentiras de Sánchez.

El editorial quita importancia a la bronca. "Las tensiones que ha vivido el Ejecutivo en las últimas dos semanas tienen distintos orígenes, pero la misma naturaleza política: la necesidad de cada partido de preservar su área de influencia en la tarea de gobierno".

"Forma parte de una nueva normalidad política en España, fruto de la fragmentación parlamentaria y a la que parece todavía mal acostumbrado el debate público, por inercias del pasado o por el interés lógico de la oposición de desgastar al Gobierno con cada discusión interna". Por ese lado puede estar tranquilo el Gobierno. La oposición está más centrada en desgastar a Ayuso.

"Las discrepancias internas forman parte de la naturaleza de un gobierno de coalición, pero dejan de serlo cuando adquieren un protagonismo que pone en duda la fiabilidad misma de la coalición".

Otra naturaleza tiene el debate de fondo y forma en torno a la reforma laboral de 2012, aprobada por el Gobierno de Rajoy en unas circunstancias que no se corresponden en absoluto con las de hoy". Ni cuando prometió derogarla pensaba hacerlo porque ya sabía que Europa no se lo iba a permitir. Pepa, no te esfuerces, a nadie le sorprende ya que Pedro mienta como un bellaco.

El País no habla hoy de Ayuso, ya le hace el trabajo sucio la prensa de derechas.

ABC

"El constitucionalismo catalán explora una confluencia política: 'Es posible vencerles en las urnas'". Lo dudo. Lo de Cataluña es crónico.

ABC entra de lleno en la guerra del PP tomando partido por las intrigas de Teodoro.

"El PP de Madrid alerta de la ruptura del partido y del Gobierno regional por la guerra interna", dice Mariano Calleja. "Desconcierto en las filas populares ante el desafío de Ayuso a la dirección nacional". El desconcierto está más bien en los votantes del PP por los continuos ataques de Génova a Ayuso. Deben estar pensando en huir en masa a Vox. Y la izquierda frotándose las manos.

"Teodoro García Egea, al que Isabel Díaz Ayuso mantiene bloqueado en su móvil, observa los movimientos y prefiere dejar la guerra en el ámbito del PP de Madrid sin que salte más arriba". Pero si la guerra la dirige él, Mariano.

"Porque, al final, la explicación que encuentran sobre la insistencia en adelantar el congreso es que se trata de un pulso contra Génova promovido desde Sol, sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid, para exhibir su poder y dejar en evidencia la debilidad de la dirección nacional. 'Este desafío es una falta de respeto al presidente nacional y una deslealtad', avisan fuentes del PP de Madrid y del organigrama del Gobierno autonómico. En la dirección del PP madrileño, alineada con Génova, lanzan un aviso: este desafío interno no solo ha dividido el partido, sino también el grupo parlamentario en la Asamblea y el Gobierno regional". A los que no nos intoxican con filtraciones avisamos: como sigan Casado y Teodoro en su guerra contra Ayuso no pisarán Moncloa.

Isabel San Sebastián se huele lo mismo con la "batalla fratricida, absurda y letal que libra el cuartel general popular con Isabel Díaz Ayuso, por una mezcla de celos, inseguridad, machismo, liderazgo mal entendido y pulsión suicida". Justo ahora cuando a Sánchez se le acumulan los problemas, "Casado, García Egea y algún otro asesor tóxico, centran sus ataques en la presidenta madrileña cuyo triunfo arrollador aupó a todo el PP en las encuestas". "Génova le hace el juego a Frankenstein poniendo en el punto de mira a la dirigente territorial que mejor ha demostrado su capacidad de tender puentes. ¿Quién será el próximo? ¿Feijoó, Moreno Bonilla? A juzgar por la estrategia, cualquiera capaz de ganar y hacer sombra a los que pierden". Vamos a tener Sánchez para la eternidad.

La Razón

"Génova no quiere que Ayuso presida el PP de Madrid". ¡No me digas! No nos habíamos dado cuenta.

"El poder orgánico apunta que 'está inhabilitada para ese puesto'. 'No puede ser presidenta del partido quien no respeta la autoridad, ni los procedimientos internos, quien está enfrentada con el partido de Madrid, con la presidenta de Nuevas Generaciones y con el secretario general'". "El secretario general, Teodoro García Egea, cuenta con el apoyo de la dirección oficial del PP de Madrid para sostenerle el pulso a Ayuso". "En la parte nacional creen que no afectará a Casado en su carrera hacia la Moncloa". Que vaya la parte nacional a un mercado o pasee por la calle o a tomar una caña a un bar. Lo de los abucheos a Sánchez van a ser una broma. Que lo de Valencia era para consumo interno del partido, la calle es otra cosa, so idiotas.

Abel Hernández flipa. "Tanto los de Ayuso como los de Casado están tirando piedras contra su propio tejado. Ni en la calle Génova ni en la Puerta del Sol pueden presumir hoy de sentido común ni de inteligencia política. Después de la convención de Valencia, en la que se cerraron filas en torno al cartel de Pablo Casado, ha bastado la estúpida discusión sobre la fecha del Congreso de Madrid para que la armonía salte por los aires. ¡Hace falta ser tontos!". Parece que no es la fecha en sí, es Teodoro marcando paquete una vez más. "Sin la opinión pública a favor, no se ganan elecciones, y es difícil que esté a favor si la gente percibe divisiones internas y falta de liderazgo". Ya no hay marcha atrás. Teo y Casado podrán ganar el pulso estúpido de la presidencia del PP de Madrid, que solo les importa a ellos. Pero para el pueblo de Madrid la presidenta es Ayuso y lo que queda en la opinión pública es que Casado está maltratando a la mujer a la que han votado mayoritariamente los madrileños. Teodoro y Casado podrán ganar esta estúpida batalla, pero a cambio de perder Moncloa. Enhorabuena, chavales, sois unos cracks.

A continuación